Tras 15 meses de caída, sube la venta de inmuebles en Provincia

Hubo una recuperación de 44% en julio, pero en comparación con un 2012 muy malo.


Mientras la actividad inmobiliaria en Capital Federal sigue sin dar síntomas de recuperación, en la provincia de Buenos Aires en julio se quebró la tendencia regresiva de los últimos 15 meses. La cantidad de escrituras creció 44,1% en forma interanual y permitió una desaceleración de la vertiginosa caída del sector desde que se instaló el cepo cambiario. De todas maneras, en el ámbito bonaerense, el acumulado de los primeros siete meses del año todavía evidencia una caída del 12,4% respecto del año anterior, según el informe mensual del Colegio de Escribanos de la Provincia de Buenos Aires.

De acuerdo con estos datos, en julio, se registraron 9.099 operaciones, 2.784 más que durante el mismo mes del año pasado y también hubo un importante incremento (49,6%) de los montos operados, que llegaron a $2.255 millones.

El ligero repunte de las escrituras en la provincia había comenzado en junio, cuando el termómetro mostró una leve suba frente a mayo, que no llegó al 1%, al totalizar 9.018 actos. Luego, en julio, hubo 81 operaciones más. De todas maneras, según Jorge Mateo, titular del Colegio de Escribanos de la provincia, es muy pronto para hablar de recuperacion. “Estas cifras se explican por la pobre performance que habíamos tenido en julio de 2012, donde se habían concertado 6.315 operaciones,casi la mitad que en 2011, es decir, cuando el mercado inmobiliario funcionaba con todo su potencial”, explicó.

“Más allá de esta relación, el crecimiento de julio no deja de ser una buena noticia. Pero todavía es muy pronto para hablar de la recuperación del sector: estamos operando en los mismos niveles de 2009”, dijo Mateo. “Ciertamente, la caída con respecto a 2012 se desaceleró en el último bimestre. Pero todavía estamos lejos de las cifras manejadas en el mismo período de 2011, cuando se habían concretado más de 66.000 operaciones, casi 16.000 más que durante todo este año. Todavía nos queda casi un cuarto del mercado por recuperar ”, sostuvo.

En Capital Federal, en tanto, el panorama sigue con pronóstico reservado. Según los datos de junio, los últimos conocidos, la cantidad de escrituras se desplomó 44,7% en términos interanuales, Con lo cual, la caída del sexto mes del año, lejos de desacelerarse, se convirtió en la más profunda desde septiembre de 2012.

“Si bien julio fue un poquito mejor que junio, estamos comparando con “nada”. El mercado sigue estando muy lento”, resumió el empresario Armando Pepe. En las inmobiliarias coinciden en que el Cedin, hasta ahora, no funcionó como dinamizador de las ventas y que, hasta “después de las elecciones” es difícil que se vayan a producir grandes cambios.

Fuente: Ieco

Comentarios