¿Qué pasó?

Tras millonaria inversión, empresarios dan marcha atrás y venden todo

En 2019 terminaron de levantar una planta de 9.000 m2. Apostaban a exportar y hasta tenían previsto contratar a un centenar de operarios


Los propietarios de Nuevo Rumbo, una panificadora con sede en Rosario, concluyeron en 2019 una enorme nueva planta fabril en la localidad de Roldán, de unos 9000 m2 y con intenciones de concentrar allí toda su producción.

Incluso adelantaron, por entonces, que tenían previsto exportar y también contratar a un centenar de personas.

Sin embargo, el predio nunca funcionó y ahora desecharon el proyecto, poniendo en venta dicho inmueble.

El anuncio del desembarco en Roldán se retrotrae a 2015.

“Es importante tener presente que los titulares no construyeron la planta como inversión para su posterior venta o alquiler, sino que fue diseñada para el propio uso de la empresa, que se sometió a estándares de calidad de la Unión Europea, uno de los destinos más exigentes de sus productos congelados”, destacó el corredor Claudio Garau, de Coria & Garau Negocios Inmobiliarios, aclarando que la alimenticia sufrió un giro en su plan de negocios resolviendo así la venta de su flamante planta.

En relación al valor del inmueble, Garau confirmó que está por encima de la media, que ronda los 1.500 dólares el m2, por tratarse de un edificio sin inaugurar y con sistema llave en mano.

Fuente: elroldanense

Comentarios