Marcha atrás

Triunfaron las redes sociales: Alberto Fernández no vendrá a Rosario

Hace unos días había confirmado su presencia pero el aumento de contagios en el Área Metropolitana lo obligó a cambiar de opinión.


Alberto Fernández en Rosario

El Presidente tomó la decisión de no viajar a Rosario el próximo sábado en el marco de la celebración del Día de la Bandera, a 200 años de la muerte de Manuel Belgrano. Su nueva postura se contradice a la que tenía días atrás cuando había confirmado su presencia pese a la crítica situación pandémica que se vive en el AMBA, que todavía no se enfrentó con el pico de contagios.

En Rosario había inquietud por la llegada de la comitiva.

Antes de viajar a Formosa ya se habían expresado varios formoseños por las redes sociales en contra de su visita. Es que junto con el Presidente viaja siempre un importante grupo de funcionarios, incluso unos días antes, como “avanzada”, como corresponde a las exigencias en materia de seguridad y protocolo. Y la provincia gobernada por Gildo Insfrán no tenía por entonces ningún contagio.

Después, se vieron los abrazos entre el Alberto Fernández y el gobernador. Y exactamente dos semanas después, Formosa perdió el invicto con 25 casos de COVID-19 confirmados, aunque todo indicaría que no tuvieron que ver con la comitiva presidencial sino con los pasajeros de un micro que arribó por esos días a la provincia.

Ya con la visita de Fernández a Catamarca, la única provincia sin contagios, la situación escaló. No solo la población lo expresó a través de las redes, sino que un diputado opositor que es médico, Rubén Manzi, hizo fuertes declaraciones. Lo consideró “un riesgo innecesario”. Y el ex diputado Carlos Molina llegó a presentar un amparo ante la Justicia pidiendo que se prohíba la presencia del Presidente.

La inquietud en Catamarca fue tal que hasta los ministros de Seguridad y de Comunicación tuvieron que expresarse para asegurar que la “avanzada” presidencial había sido controlada y no tenía coronavirus.

Pero a La Rioja, donde estaba el primer mandatario con varios de sus ministros a punto de tomar el avión para ir a la provincia vecina, llegó la información de que tenía COVID-19 el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, que había estado con Daniel Arroyo apenas 48 horas antes, y decidió suspender el viaje y volver inmediatamente a Buenos Aires.

Fernández desistiría de hacer nuevos viajes por el interior del país hasta nuevo aviso.

 

Fuente: Marcelo Bonelli

Comentarios