Turistas prepagan la tarjeta para gastar más dólares en sus viajes

Esta estrategia permite hasta triplicar temporalmente el tope de compra autorizado para los plásticos. El interesado debe realizar un depósito por cajero automático, vía internet o por ventanilla en su cuenta


Uno de los beneficios que otorga el financiamiento con tarjetas de crédito no es sólo poder pagar con dólares a cotización oficial. A la hora de viajar, una buena forma de evitar los límites de compra que establece esta modalidad de pago es realizar depósitos previos para expandir la posibilidad de intercambios comerciales.

Bajo este método, un trabajador que gane alrededor de $10.000, puede aumentar su probable máximo de compra de $20.000 hasta 10.000 dólares para gastar en un viaje, en caso de que transfiera un plus previo de 30.000 pesos a su tarjeta.

Una vez cargado el adicional -vía web, depósito en cajeros, o ventanilla en el banco-, los pagos primero consumen el límite de compra y luego lo agregado. En caso de que no se consuma todo el disponible, el plus remanente queda habilitado para futuras compras.

Según informa el diario El Cronista, otra forma de conseguir una aplicación del financiamiento es  pedirle al banco una recalificación crediticia. Aunque esta opción requiere ser justificada presentando un recibo de sueldo o adquiriendo una nueva propiedad, por ejemplo.

Últimamente, circularon rumores sobre una eventual pesificación de los pagos de las tarjetas de crédito en el exterior. De implementarse una nueva normativa, en la cual un gasto de 100 dólares se transformaría inmediatamente en un monto de $460, se ahorraría un paso y se mejoraría el tipo de cambio. Pero al momento, no hay novedades oficiales al respecto.

Fuente: Infobae

Comentarios