Un “botón antipánico” para espantar a los delincuentes

Un grupo de vecinos de B° Nicasio Oroño colocará en postes de alumbrado público alarmas comunitarias y, a partir de un control remoto, podrán activar los dispositivos que mediante luces y sonidos servirán para prevenir posibles delitos.


El sistema es sencillo y solidario. Cada vecino tendrá en su poder un control remoto con un alcance de hasta 100 metros para activar el denominado “botón antipánico”. “Cada vecino tendrá un llavero, y en la esquina de cada manzana se colocará una alarma con destellos de luces y sonido. Cuando un vecino alerta algo sospechoso en su cuadra podrá accionar la alarma y espantar al ladrón o hacer que los propios vecinos llamen a la policía”, señaló Analía Colombari, presidente de la vecinal.

Por cuadras se colocarían dos alarmas, por lo que cada manzana estaría protegida en sus cuatro esquinas. “Conseguimos gente de San Lorenzo para instalar las alarmas. Es muy sencillo y no tiene mantenimiento”, señaló Colombari y agregó: “El sistema está probado y nuestro barrio será el primero, será la prueba piloto”.

Cada alarma tiene un costo de $ 8000 y tiene una capacidad de recepción para 40 llaveros. “Si cada vecinos se suma tendrá un costo de $ 200 para cada uno, lo que hace que no sea un gasto tan importante”, señaló la vecinalista.

Según la vecina, está previsto que se instalen en el barrio 25 alarmas, por lo que la inversión total ascendería a $ 200.000.

 

 

Comentarios