San Lorenzo

Un conflicto sindical totalmente descontrolado y una relación de partes quebrada

La protesta que Smata lleva en Guerrero Motos toma dimensiones casi demenciales. El gremio acusa que el dueño intentó prender fuego un auto y la empresa ya envía telegramas de despidos


Desde hace algunos días, el Sindicato de Metalmecánicos (Smata) viene llevando adelante un paro general de actividades en la empresa Guerrero Motos, sita en San Lorenzo en las que otrora fueran las instalaciones de Cerámica San Lorenzo.

Los motivos obedecieron a «descuentos mal habidos» en algunos salarios, pero a hoy el conflicto parece salirse de curso.

Es que desde esa diferencia inicial, hoy se contabilizan telegramas de despidos y acusaciones mutuas de violencia.

El gremio aludió a que uno de los dueños intentó prender fuego a un auto de uno de los trabajadores deslizando por debajo un neumático encendido que los gremialistas usaban a modo de piquete.

Y desde la empresa alegan que todas las acusaciones del sindicato son falaces.

“Trabajamos todos los días, tenemos los sueldos al día  y es mentira que no respetamos el convenio colectivo, de lo contrario tendrán que comprobarlo en la justicia”, indicó Gonzalo Guerrero.

Ayer, el empresario fue terminante en cuanto a la determinación adoptada por la firma: «Les vamos a descontar las horas no trabajadas; acá quien no labura no cobra. No vamos a mantener vagos”, declaró al sitio Medios Red.

Hoy, Román Moyano, secretario gremial de Smata, confirmó, además de los telegramas de despidos, que un hombre vinculado con la gerencia «andaba con un arma amedrentando a los compañeros».

Si el conflicto no se salió de cauce, pareciera a punto de estarlo.

Comentarios