Un niño de 9 años perdió sus piernas al caer bajo un tren

El pequeño se había subido a una formación del NCA, junto un amiguito, y ya sobre un vagón perdió el equilibrio, cayó sobre las vías y las ruedas lo pasaron por encima. El chico está internado en el Hospital de Niños, de Rosario.


El accidente sucedió ayer por la tarde, en inmediaciones a la firma Rental Sur SRL (situada en kilómetro 17 de la autopista Rosario-Santa Fe), en el cruce de vías del ramal NCA y calle Oroño, de San Lorenzo.

Los dos chicos habían trepado al tren cuando cruzó por barrio Mitre, donde residen, y tenían como objetivo ir a cazar palomas en un descampado más afuera de la ciudad. Viajar de esta manera, era algo habitual en ellos.

Cuando decidieron bajar, en el lugar señalado, y con el tren en movimiento, uno de ellos pierde el equilibrio y cae debajo de los vagones, con el resultado apuntado.

Un vecino del lugar escuchó los gritos de auxilio que proferían desde el exterior y que eran los que emitía el amiguito del niño accidentado, ensangrentado y preso de un ataque de nervios.

De inmediato dio aviso a la policía, y después de un amplio rastrillaje arribó al sitio indicado, encontrándose con un panorama desolador, pues el pequeño estaba tirado sobre las vías, semi inconsciente y perdiendo mucha sangre. Desde la llegada de los uniformados hasta el hallazgo del cuerpo, pasó más de un hora.

Tras su traslado al hospital Granaderos a Caballo, debido a la gravedad de sus lesiones, fue derivado al Hospital de Niños de Rosario, donde se procedió a amputarle ambas piernas.

Desde la empresa de ferrocarril manifestaron que no habían notado el accidente al momento que ocurrió, ya que el tren llevaba 89 vagones y no se pudo establecer en cual viajaba el menor.

La formación a la que los dos menores habían abordado es una de las clásicas que suelen pasar por el barrio con destino a las terminales portuarias. En esta ocasión, se trató de la empresa NCA, cuyas autoridades señalaron desconocer lo acontecido en el momento que el accidente se produjo.

Comentarios