Crudo relato

Una compañera del médico Portillo narró la difícil situación que atravesó antes de morir

La doctora Liliana Cornejo contó que el virus le provocó una saturación de oxígeno en la sangre. Declaró que demoraron dos horas en conseguir un centro de salud para trasladarlo y alertó sobre la falta de camas


La doctora Liliana Cornejo era compañera del médico sanlorencino José Portillo, quien el fin de semana pasado murió por coronavirus. La mujer narró las angustiantes horas que vivió el galeno del hospital Granaderos a Caballo.

“Demoraron unas dos horas en conseguir un centro de salud para trasladarlo. Es difícil derivar pacientes a Rosario porque no hay camas”, declaró Cornejo a Radio 2.

Portillo se aisló el martes de la semana pasada tras resultar positivo su hisopado. El jueves se complicó el cuadro y tuvo que asistir una ambulancia a su domicilio.

“Tenía dificultad para respirar y no podía caminar. Él era diabético. Necesitaba terapia intensiva por el grado de saturación de oxígeno en sangre. Se buscó cama en el sector privado, se llamaron a hospitales. Se consiguió cama en el hospital modular de Granadero Baigorria. Al otro día fue trasladado a la terapia del Sanatorio Británico de Rosario”, narró Cornejo.

La doctora concluyó su crudo relato pidiendo a la sociedad que tome conciencia de la gravedad de la situación.

Fuente: Rosario3

 

Comentarios