Violencia juvenil

Una de las mellizas buscadas por asesinar a un papá es jugadora de fútbol

Están prófugas y habrían cambiado su aspecto facial. El hecho sucedió el pasado 18 del corriente. Le pegaron un tiro durante un encuentro en una fiesta clandestina


Dylan Lionel Robledo tenía 20 años y era padre de dos chicos.

El 18 de septiembre pasado salió con amigos a un encuentro clandestino, en una casa en la localidad de Lanús, donde lo asesinaron de un disparo.

Hoy, hay dos jóvenes prófugas y acusadas por el crimen. Se trata de mellizas y tienen 19 años. Sus nombres son Brisa Ayelén y Priscila Nicole Acebey.

Fuentes de la investigación confirmaron a Infobae que las principales sospechosas habían asistido a a la fiesta clandestina junto a Dylan, con quien mantenían un vínculo de amistad. En la noche del hecho, Dylan salió con las mellizas y el primo de las hermanas, llamado Damián, apodado “El Papu”. Los cuatro llegaron a un encuentro en un galpón de la zona de Lanús. Pasada la madrugada, se fueron a otra fiesta en una casa de la calle Talcahuano al 3600, donde el joven fue asesinado.

Durante el festejo, la víctima recibió un disparo en la cara cuando supuestamente una de las hermanas tomó un arma y comenzó a disparar. Los primeros testimonios en el expediente  indicaban que el disparo se habría originado cuando intentaban tomarse una selfie con el arma, pero la investigación a cargo de la UFI N°6 de la jurisdicción determinó lo contrario.

“‘Las melli’ empezaron a tirar gas pimienta mientras bailaban con el arma en la mano. Se armó lío y le dieron un culatazo a Dylan”, relató un testigo. Tras el golpe, perdió el conocimiento y fue entonces cuando una de las hermanas habría disparado: “El tiro le dio en la cara y lo mató al instante”, detallaron. Esta versión, hasta el momento, es la hipótesis principal del expediente.

Alertados por un llamado al 911, efectivos de la Comisaría 5° de Lanús se trasladaron hasta la casa donde se hacía la fiesta clandestina, pero las mellizas ya habían huido. “Desde entonces, se realizaron nueve allanamientos para dar con las hermanas sin éxito. Sobre ellas recae una orden de detención”, sostuvieron fuentes del caso. Las mellizas siguen prófugas hasta hoy, once días después del hecho.

Priscila y Brisa nacieron el 4 de marzo de 2002 y viven en Lanús. Brisa jugó como defensora las “Santitas de Boedo”, el equipo de fútbol femenino de San Lorenzo: debutó en Primera División el 20 de septiembre de 2019. El año pasado, antes de que la pandemia pusiera en pausa los eventos deportivos, participó de la presentación de la indumentaria del club para 2020. Hoy, sin embargo, no integra el listado de las actuales campeonas del torneo Apertura femenino.

En las redes sociales circulan distintas imágenes de las mellizas prófugas y se las puede diferenciar de forma simple: Priscila está teñida de rubio, mientras que Brisa lleva el cabello oscuro.

Fuente: Infobae

Comentarios