Una impresionante ovación y las lágrimas de Del Potro: «Jamás olvidaré esto»

Poco antes del final, el público le regaló al argentino una impresionante ovación. "Fue algo mucho más fuerte que ganar cualquier partido. Me hicieron muy feliz y no me importa el resultado", confesó el tandilense.


Habían pasado 15 minutos de las dos de la mañana del jueves en Argentina y la jornada del miércoles todavía no se terminaba en el Abierto de EE.UU. Con el resultado dos sets a uno para Stan Wawrinka, y con el suizo a punto de comenzar a sacar con ventaja de 5-2, todos en el Arthur Ashe intuían que ese podía ser el último game de Juan Martín del Potro en el certamen. Entonces, el público decidió regalarle al gigante argentino una última ovación, que duró algo más de un minuto y emocionó a Delpo hasta las lágrimas. «Puedo haber perdido, pero jamás olvidaré esto. Fue algo mucho más fuerte que ganar cualquier partido. Me hicieron muy feliz y no me importa el resultado», dijo el argentino poquitos minutos después.

«Lo que viví en este último juego es muy difícil que le pase a otro jugador del circuito. Si uno se guía por la gente, claramente el ganador era yo, pero el marcador decía otra cosa. Así que me quedo con esta linda sensación y el gran partido que hice», subrayó.
Del Potro recordó que durante los Juegos Olímpicos de Río «todos los partidos fueron como hoy», pero esta vez la ovación fue en un país donde «si no sos local es muy difícil que la gente se conecte con un extranjero».
«Obviamente no es lindo perder, pero esto vale mucho más que un partido o un torneo (…) y realmente lo valoro muchísimo porque sé que es por el esfuerzo que hice para volver a jugar, y no tanto por ganar o perder», insistió.

Del Potro aseguró que ahora descansará unos días pero con la mirada puesta en la Copa Davis y en la gira asiática, «con varios torneos importantes «para estar lo antes posible en igualdad de condiciones y sentir que si pierdo es por errores míos».
Esto es lo que extrañaba también, no tener cansancio, no volver a mi casa… Estos torneos se hacen largos, pero bueno, tomaré un descanso y me gustaría estar en Asia porque son torneos en los que me salieron bien las cosa», añadió.

Con respecto a la derrota en cuartos, explicó que el suizo jugó «muy inteligente» y aprovechó su cansancio para «apretar el acelerador», lo que le obligó a «arriesgar». «Los dos primeros sets fueron muy parejos, pero tuvo la capacidad de ser más inteligente que yo. Obvio hay cosas por mejorar del partido, del revés tengo mucho que mejorar, pero el balance que hago es muy positivo, así que no me puedo sentir más contento», añadió.

El tenista argentino reconoció que físicamente no estaba para jugar un partido tan largo, «y menos en unos cuartos de final de un Grand Slam», pero ahora lo que quiere es seguir preparándose «y después los resultados que sean los que sean».

«Todo ha sido positivo para mi en este torneo y siento que mi tenis está empezando a responder como yo quiero, pero físicamente aún no estoy en el mismo nivel, tengo que mantenerme sano y esperar a la pretemporada para estar al cien por cien», concluyó.

Fuente: EFE

Comentarios