Una nueva escenografía se prepara para asomar sobre las aguas del río Paraná

Se trata de una modalidad de transporte de cargas, que si bien está activa, incrementará su volumen convirtiéndose en imponente moles que surcarán su superficie: los trenes de barcazas con enormes bateas y contenedores, que vuelven a ser autorizados


La buena noticia para la Hidrovía Paraguay-Paraná es que Argentina levantará las restricciones que había impuesto al tamaño de los trenes de barcazas que iban a Nueva Palmira, según informaciones provenientes del Comité Federal de la H.P.P. que fueron publicadas por el diario El País, de Uruguay.

Precisamente, el ministro de Transporte de la Argentina, Guillermo Dietrich, le informó a su par de Uruguay, Víctor Rossi, que su país eliminará la restricción para el tamaño de los convoyes de barcazas que navegan por esa hidrovía rumbo al puerto de Nueva Palmira, con los graves perjuicios que ello ocasionó a los armadores y cargadores.

Esta medida restrictiva había sido tomada a fines del 2013 por la Prefectura Naval Argentina, provocando obviamente grandes perjuicios para las operaciones de tránsito del puerto de Nueva Palmira. El tamaño de los convoyes de barcazas por ese tiempo eran de 20 barcazas, se redujo a 16 y más tarde a tan solo 12 barcazas.

Fuente: Infocampo

Comentarios