Una “peligrosa” costumbre de pueblo: Puertas sin llaves, un lujo que ya no podemos darnos

Ayer por la tarde se perpetraron dos entraderas iguales en Serodino y Oliveros. En ambos casos, los delincuentes se encontraron con puertas cerradas... pero sin llaves.


La puerta sin llave, la bicicleta sin atar, la moto sin traba o incluso el auto sin seguro. Todas costumbres que se fueron perdiendo y que ya “en la ciudad” no se practican. Bueno, aquellas costumbres de antaño, símbolo de una sociedad que no estaba situada por la inseguridad, también empiezan a perderse en los pueblos de la región.

Los robos que se produjeron ayer en Serodino y Oliveros son muestra de esto. En ambos casos, los delincuentes fueron “probando” puertas, hasta dar con los domicilios donde luego dieron su golpe. Es que tanto en la casa de la joven serodinense como en la casa de la familia de Oliveros la puerta estaba cerrada, apoyada, pero no trabada ni por la llave ni por cualquier otra medida de seguridad.

Es recomendación básica por estos días que la puerta de casa debe estar cerrada, incluso trabada. Bueno, aquella costumbre que tenían nuestros padres, nuestros abuelos y que todavía se mantenía vigente en algunos puntos del interior de la provincia, deja de tener vigencia.

Consejos para estar más seguros en casa:

  1. Cerrar puertas y ventanas

Al salir, asegurar bien las aberturas.  También las que dan a patios o sótanos. Cerrar siempre con llave, y procurar que la puerta tenga al menos dos puntos de cierre. Llevará más tiempo abrirla y el ladrón puede desistir.

  1. Que tu vivienda parezca habitada es el mejor método disuasorio

No desconectar totalmente la electricidad. Un timbre desconectado es signo de ausencia. No cerrar del todo las persianas.

  1. Guardar objetos de valor en lugares seguros

No dejar a la vista objetos de valor: llaves, talonarios, claves de tarjetas o códigos de acceso a banca online. Mejor guardarlos en una caja de seguridad, junto a aparatos electrónicos, joyas y dinero.

  1. Evita comentar planes con desconocidos o en las redes sociales

Publicar en Facebook o Twitter el calendario de las vacaciones es la mejor manera de que un ladrón sepa que no vas a estar en casa.

  1. No abrir la puerta a desconocidos

Abrir la puerta a gente extraña compromete la seguridad. Aceptar sólo servicios que hayas solicitado previamente (agua, luz, teléfono, gas) y exige acreditación a sus representantes.

 

Comentarios