Cayeron otros dos involucrados en el asesinato del comerciante bermudence Gabriel Gordo

Policía, Gendarmería y Prefectura realizaron allanamientos en Rosario, Baigorria y en las islas. Secuestraron el arma que presuntamente se usó para matar a Gordo y la moto en la que los delincuentes dieron el golpe.


Dos hombres de 19 y 25 años fueron detenidos en las últimas horas tras ser buscados por el crimen del comerciante Gabriel Gordo,  ultimado a pocos metros de su casa de Capitán Bermúdez, en la esquina de Santa Fe y Santiago, el pasado domingo 27 de septiembre.

Las detenciones llegaron luego de 5 allanamientos consecutivos encabezados por la Policía de Investigaciones (PDI), que contó con la colaboración del Grupo de Operaciones Complejas de la policía y personal de la Prefectura Naval Argentina. Los allanamientos se realizaron entre este martes y las primeras horas del miércoles en barrio Cerámica, en zona norte de Rosario, el barrio El Espinillo de Granadero Baigorria y la zona de islas frente a la segunda ciudad mencionada.

Además de dar con los dos hombres buscados, los efectivos secuestraron una pistola bersa calibre 22, que coincide con la utilizada en el crimen de Gordo; y una moto Honda Titán roja que sería la que los autores utilizaron en el momento del hecho.

Por el crimen de Gordo ya habían sido detenidas otras 5 personas, entre ellas una menor de edad que recuperó su libertad a las pocas horas del hecho.

Las primeras detenciones se produjeron a la mañana siguiente del crimen de Gordo, el lunes 28. El fiscal de San Lorenzo, Juan Carlos Ledesma, dictó la prisión preventiva a tres adultos: Iván A., de 22 años; Leandro C. de 28 y Estela B., de 29. Esta última, por otra parte, estaría implicada además en el robo a un vecino de barrio Villa Felisa, de San Lorenzo, a quien además atacó con un arma blanca.

Durante la tarde de ese lunes, además, se recuperó la moto de la víctima en una vivienda del Pasillo 1 de la villa del Remanso Valerio, lugar donde además también se demoró a Nelson G., el menor de 17 años implicado en la causa, y a otro individuo de 28 años, aunque finalmente éste quedó relacionado a otra causa.

Ese menor terminó confesando luego ser uno de los autores materiales del hecho de robo que terminó con la muerte de Gordo el domingo a la noche. En ese momento estaba acompañado de otros dos masculinos, los que fueron detenidos en las últimas horas.

Gabriel Gordo, de 56 años, fue asesinado a balazos en la esquina de Santa Fe y Santiago, a escasos 50 metros de su domicilio, cuando regresaba de efectuar unas compras y esperaba a su esposa. Gordo, según los vecinos y allegados, era una persona muy apreciada y amante de las motos que se movilizaba en una Honda Twsiter 250.

Comentarios