Seguimos teniendo posibilidades

«Vaca Muerta es una de las grandes potencialidades del país, ojalá no nos quedemos en eso»

En diálogo con BCR News, el exsecretario de energía del Neuquén, Rubén Etcheverry, reflexionó sobre la situación actual y las posibilidades a futuro de Vaca Muerta y la energía argentina.


Ruben Echeverry

“Vaca Muerta es una de las grandes potencialidades del país, ojalá no nos quedemos solamente en potencialidades”, dijo Rubén Etcheverry, exsecretario de energía de Neuquén, marcando el tono de la entrevista.

El exfuncionario resaltó que “en Vaca Muerta tenemos un gran recurso, ha crecido. Desde el punto de vista de la productividad, del rendimiento de los pozos, hemos logrado una eficiencia excelente, a la altura de los mejores de Estados Unidos”.

Pero, por otro lado, reconoció que “siempre existen en nuestro país cuellos de botella: ahora es el transporte y se está intentando hacer un gasoducto” y referido a ello, comentó que la inversión es tan necesaria para los pozos como para el transporte, a través de gasoductos que lleguen a las zonas productivas y a los puntos de exportación. Hoy no existe y “lamentablemente lo estamos pagando caro porque con los precios actuales en menos de dos años hubiésemos financiado el gasoducto”, agregó.

Además, Etcheverry también declaró que “faltan cuestiones que tienen que ver con la normativa, con la confianza, con la financiación, con la infraestructura. Las inversiones, están atadas a los flujos actuales de crudo y gas de las propias empresas que están actuando en la cuenca”.

Una oportunidad perdida y otras por venir

“Perdimos la oportunidad que nos dieron los altos precios de los commodities a raíz de la invasión a Ucrania», lamentó el especialista en energía. “De haber tenido en Vaca Muerta una estructura como lo que es aquí el cluster sojero, hubiésemos podido exportar otros 50 mil millones de dólares. Lo estamos sufriendo como una pesadilla: tenemos que importar la energía que no hemos logrado producir”, añadió.

De todas maneras, pensando a futuro, el exministro apostó a que, “por productividad estamos en condiciones de revertir la balanza comercial, dejar de importar y ser exportadores importantes de gas. Por la guerra en Europa, muchos países van a tratar de disminuir la dependencia del gas y el petróleo ruso”. Conseguir mercados que son del principal exportador mundial, sumado a la suba de precios, “es una doble oportunidad” para Argentina, fundamentó.

Si bien se ha consolidado un grupo de empresas allí a nivel de la productividad, con el objetivo puesto en la exportación, aún “no podemos hablar de un cluster con la experiencia de 100 años, como por ejemplo, la agroindustria o la vitivinicultura mendocina”, dijo. “En Neuquén es una actividad nueva, con empresas nuevas, creo que hace falta todavía un poco de apertura, de colaboración”.

“Tenemos la capacidad de recibir inversores y apuntar por ejemplo a hacer pequeñas plantas de licuefacción de gas, hacerlo líquido y transportarlo como cualquier combustible líquido, pudiendo llegar con precios competitivo a la zona productiva pampeana, para aquellas fábricas que no se pueden permitir un corte de gas”, concluyó Etcheverry, planteando nuevas oportunidades.

Comentarios