Vecinos de Oliveros, Serodino y Timbúes preocupados por propuesta del gobierno para frenar inundaciones

Tras el avance de las aguas en Sanford y alrededores, la Provincia idea escurrir las aguas hacia el río Carcarañá. Para los gobernantes de las localidades citadas, eso significaría “que se inunden nuestros pueblos”.


El gobierno provincial idea contener futuras inundaciones en los alrededores de Sanford.El Ministerio de Aguas de la Provincia acordó con jefes comunales e intendentes de Sanford, Arequito y Casilda (región víctima de las inundaciones de la pasada semana), entre otros, para drenar las zonas rurales y encauzarlas en un canal aliviador que desagüe en el río Carcarañá.

Esto llevó a que los mandatarios de Oliveros, Serodino, Bustinza, Salto Grande, Totoras y Carreras, entre otras comunas, presenten hoy una medida cautelar contra dicha iniciativa con el objetivo que la Justicia paralice las obras.

La razón obedece al temor a que el cauce del Carcarañá aumente desproporcionadamente con las aguas que reciba e Sanford y alrededores, y esto haga a que Oliveros, Villa La Ribera, Andino, Serodino, Totoras y otras poblaciones ubicadas en esta zona de su cuenca, queden expuestas a inundaciones.

«Vamos a parar la obra porque nos quieren tirar el agua encima cuando ya el río ha crecido 35 metros de cada lado y Oliveros no puede usar sus costas desde hace meses», explicó Marín Calori, presidente comunal de esta localidad, quien agregó: «Hace ocho meses que tenemos aprobada por el Ministerio de Planificación Federal la construcción de un aliviador de 4 kilómetros, desde La Ribera hasta el río pero el gobierno provincial se empecina en negarnos la autorización. Mientras tanto, a la reunión del martes (donde se comunicó la propuesta aliviadora para Sandfor) ni nos llamaron; total, que se ahogue Calori, dicen».

El funcionario kirchnerista alude a un proyecto de 120 millones de pesos cuyo financiamiento estaría comprometido por el gobierno nacional y que servirá para aliviar las cada vez más reiteradas crecientes que el Carcarañá sufre en varias etapas del año. Pero para Calori, estas obras no se ejecutan (lo debería llevar a cabo la Provincia) “porque hay una cuestión de discriminación política», acusó.

«Hace ocho meses que tenemos aprobada por el Ministerio de Planificación Federal la construcción de un aliviador de 4 kilómetros, desde La Ribera hasta el río pero el gobierno provincial se empecina en negarnos la autorización. Mientras tanto, a la reunión del martes ni nos llamaron. Total, que se ahogue Calori, dicen», bramó el jefe comunal kirchnerista.

Aludió a otro proyecto de 120 millones de pesos cuyo financiamiento estaría comprometido por el gobierno nacional. Según el jefe comunal, la diferencia de criterios obedece a «una cuestión de discriminación política», acusó.

A pesar que el ministro de Aguas y Servicios Públicos, Antonio Ciancio, precisó que el aliviador para Casilda, Arequito y Sandfor “no representará peligro alguno para las poblaciones aguas abajo», Calori no le cree. «¿Quién frena el agua una vez que esté hecha esa obra? Es todo mentira eso. No cortamos la ruta antes para no jorobar, pero ahora que ellos (el Frente Progresista) ganaron con el 30% y yo con el 66%, sí creo que llegó la hora de plantarse”, disparó.

En este sentido, enfatizó que si el juez de turno le rechaza la medida cautelar, allí mismo organizarán un corte sobre la ruta 11 y otro en la autopista Brigadier López.

Comentarios