"No está para nada fácil o que viene"

Vicentín: Rebaja salarial e incertidumbre en la continuidad laboral después de mayo

La agroexportadora acordó con el Sindicato Aceitero una quita del 34 por ciento de los haberes. Se acabó el trabajo de "fasón" en sus plantas y a la firma se le terminaron las reservas económicas


El Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo informó el acuerdo arribado ayer con referentes de Vicentín para que se sostenga a la totalidad de sus trabajadores a cambio de una quita del 34 por ciento en sus salarios.

Así lo comunicó el secretario general del gremio, Pablo Reguera.

“El tema Vicentín no está nada fácil, para nada”, indicó el gremialista en alusión a la situación actual que atraviesa la cerealera que desde diciembre del año pasado suspendió sus actividades y podo después solicitó una convocatoria de acreedores por deudas millonarias contraída con bancos y proveedores, aún impagas.

Oportunamente, los industriales habían comunicado que se harían todos los esfuerzos para mantener a la totalidad de sus trabajadores, pagando el máximo posible de los montos salariales (con alguna quita menor y retenciones de cargas sociales), hasta el mes de mayo.

Por tal motivo, ayer los dirigentes sindicales se reunieron con los empresarios y acordaron que en adelante los trabajadores cobrarán el 66 por ciento de sus sueldos a cambio de mantener sus empleos.

“Estamos rascando la olla”, le dijeron los industriales a Reguera.

En declaraciones a FM 93.5 el gremialista explicó que la tarea desarrollada en las últimas semanas, para cumplir con contratos de fasón con otras cerealeras, “se terminó”, ya que las celdas quedaron todas almacenadas en su máxima capacidad.

Con un puerto inactivo y una producción paralizada, más la finalización de las tareas de fasón, el futuro de la empresa es muy incierto. Y asó se lo hicieron saber al sindicato.

“Hasta diciembre no se ve posibilidad de reactivación”, indicó Reguera tras el encuentro, abriendo paso a un panorama lleno de incertidumbre. “Ahora sí que tenes que pararte y ver como van a seguir”, agregó.

Entre las dos plantas que Vicentín posee en San Lorenzo, contiene a unos 800 operarios, de manera directa, que son a los que se les ajustarán sus sueldos.

Según expresó el sindicalista, entre todos los activos que posee la compañía en todo el país, el número de trabajadores asciende a unos 7.000

Cabe recordar que Vicentín mantiene una deuda multimillonaria, principalmente con el Banco Nación por la toma de créditos durante la gestión macrista que nunca pagó. de allí su estado de casi bancarrota que hoy pesa en sus activos con las consecuencias señaladas para sus empleados.

 

 

 

Comentarios