#VIDEO Violencia en el fútbol regional: patada descalificadora, policía herido y estadio destrozado

En el duelo entre Maciel y Juniors de Totoras, por la semifinal de ida de la Liga Totorense, selló una nueva página negra para el fútbol de la región. 


Un efectivo herido, balas de goma y roturas en el estadio de Maciel fueron las consecuencias lamentables del partido. Según reporta el portal InfoMaciel, «el juego se desarrollaba con normalidad hasta que una patada en la cabeza de un suplente de Juniors a un jugador de Maciel comenzó a subir la temperatura». En ese momento, del lado de la parcialidad totorense, ya había tres paños completos de tejido olímpico rotos, hinchas trepados a los postes y papeles prendidos fuego al lado del arco.

El jugador agredido fue el sanlorencino Eduardo “Paiel” Caminos que juega para el Club Maciel,

El momento de la patada: 

Carlos Maglier, subjefe de inspección de la tercera zona de la UR XV, presente en la cancha, explicó: “El personal tuvo que intervenir por los desmanes ocurridos en la parte visitante porque comenzaron a romper el tejido. Hubo algunos disparos para disuadir la situación”.

Respecto a la jugada violenta el policía se animó a decir: “El árbitro tendría que haber suspendido el encuentro pero dejó seguir”.

La cancha quedó sin un baño en pie, puesto que inadaptados arrancaron los ladrillos de una de las paredes para arrojarlos contra la policía y la hinchada local y con tres paños de tejido menos, quedando la zona totalmente liberada.

 

Comentarios