Violencia en el fútbol regional: jugador terminó internado tras patada voladora en la cabeza

Un jugador del club Villa Felisa debió ser internado tras recibir una patada voladora en la cabeza al pelearse con otro jugador del club Santa Catalina de Capitán Bermúdez. Se recupera en el IMR con una fuerte lesión en su cuello y un ojo comprometido.


Otro episodio negro en el fútbol de la región. Esta vez ocurrió en la cancha del Club Villa Felisa de San Lorenzo. Cuando se disputaban 31 minutos del segundo tiempo y el partido estaba empatado 1 a 1 entre los locales y Santa Catalina de Capitán Bermúdez, dos jugadores empezaron a pelear en plena cancha. Piña va, piña viene, empujones, insultos y corridas.

Hasta ahí nada fuera “común”. Pero esa pelea terminó cuando un jugador de Santa Catalina que estaba en el banco de suplentes saltó a “defender” a un compañero y le dio una patada voladora en la cabeza al joven de Villa Felisa.

“Era un partido común, como cualquier otro. Se empezó a complicar cuando el árbitro no nos cobró un penal, cosa que hizo que cambiaran los ánimos. Pero después fue una locura”, dijo en F Vale Juan Gómez, DT de Villa Felisa y contó: “Un muchacho de Santa Catalina se levantó del banco y fue corriendo a pegarle una patada en la cabeza al nuestro. Le dio de lleno con los botines en un costado, afectado un ojo. Se hizo un tajo muy profundo por el que le iban a hacer 4 o 5 puntos y nuestro muchacho quedó desmayado tras la patada”.

El jugador afectado por la tremenda agresión es Rodrigo Molina, quien se recupera por estas horas en el Instituto Médico Regional de San Lorenzo. El agresor fue rápidamente identificado en la cancha y quedó a disposición de la policía.

“Quizás la solución para terminar con estos hechos de violencia sea jugar sin público en las tribunas, a puertas cerradas”, consideró Juan Gómez.

Comentarios