Caco repugnante

Volvió a caer el ladrón que marca su «territorio» haciendo caca en las veredas

Intentó robar en una casa de 9 de Julio al 400 y lo atraparon. Agredió a un policía y se tiró del patrullero en movimiento. Se trata del delincuente que defecó en la puerta de una vivienda de Falucho al 1400.


La Policía de San Lorenzo atrapó por segunda vez en la semana al ladrón que había sido escrachado mientras hacía caca en una vereda de Falucho al 1400.

Esta vez entró a robar a un domicilio de 9 de Julio al 400 y fue divisado por vecinos. Escapó a pie, lo detuvieron, le pegó una trompada a un policía, se arrojó del patrullero y volvieron a capturarlo mientras se resistía.

Alexis Carlos Carreño de 26 años había defecado la semana pasada en la puerta de una casa, en barrio Capitán Bermúdez. El repugnante hecho había quedado registrado por cámaras de videovigilancia y lo identificaron como un ladrón que tenía a maltraer a vecinos de la zona.

A Carreño lo detuvieron ayer por una tentativa de robo en 9 de Julio al 400. También se resistió a la aprehensión y le ocasionó lesiones a agentes policiales.

Un vecino de 30 años denunció que un sospechoso de remera negra y bermuda de jeans azul gastada había entrado a su casa e intentado robar algunas pertenencias, que ya tenía preparadas en la vereda para llevárselas.

Carreño fue divisado por otros vecinos, dejó los elementos que había sustraído en la vereda y se dio a la fuga a pie, abandonando una bicicleta tipo montain bike en la que se desplazaba, informaron desde la Unidad Regional XVII.

Agentes de la Brigada Motorizada alertaron a las demás unidades móviles, logrando un patrullero del Comando Radioeléctrico la identificación de Alexis Carreño, de 26 años, con domicilio en San Lorenzo, en la zona de calles Islas Malvinas y Silverio Córdoba.

Lo arrestaron y lo subieron a la parte trasera del patrullero para el traslado a la Jefatura, con la custodia de un efectivo a quien Carreño agredió con un golpe de puño en el ojo, ocasionándole una lesión.

No conforme con eso se arrojó de la chata y procuró darse a la fuga. Lo persiguieron y volvieron a atraparlo cuando intentaba esconderse en una casa. Allí también se resistió a golpes hacia los efectivos.

El pasado viernes también habían detenido al delincuente tras haber entrado a robar en un domicilio de Doctor Ghío al 1000. Vecinos denunciaron que un sospechoso estaba saltando por los techos y efectivos del Comando Radioeléctrico secuestraron una amoladora y demás elementos de la herramienta eléctrica.

Aquella vez Carreño quedó detenido tres días y se le formó causa judicial por hurto en grado de tentativa. Luego desde Fiscalía ordenaron su libertad.

Comentarios