Año largo

Wanda Nara lloró desconsoladamente al despedirse de su hermana Zaira y sus sobrinos

Wanda Nara viajó a la Patagonia con toda su familia para recibir el Año Nuevo, pero tuvo que volverse y todo fue tristeza.


Wanda Nara se grabó llorando cuando se despedía de su hermana Zaira, su mamá y sus sobrinos. Con ellos se trasladó a San Martín de los Andes para recibir el 2021, pero después del brindis y de desayunar en familia, tuvieron que emprender el regreso a Buenos Aires.

La modelo quedó muy triste porque no sabe cuándo los volverá a ver. Este año apenas pudo viajar dos veces. La primera fue a fines de noviembre, cuando le dijo a Mauro Icardi que extrañaba mucho a sus seres queridos. Él no dudó en sacarle un pasaje y quedarse al cuidado de los niños, para que pudiera ir tranquila a conocer a Viggo, que nació en febrero.

En diciembre aterrizó en la Argentina días antes de Navidad, y se dirigió al campo que Zaira y Jakob Von Plessen tienen en las fueras de Buenos Aires. Luego se subieron al avión privado que los llevaría a la Patagonia.

Durante su estadía, la empresaria degustó de sus platos favoritos y no pudo escaparle a su gran debilidad: el postre vigilante. Se trata de una rodaja de queso con otra de dulce de batata, aunque muchas personas prefieren el membrillo. También comió asado y no se privó de nada, al igual que sus hijos: Valentino, Benedicto, Constantino, Isabella y Francesca.

Ahora pasa las horas en el departamento que se compró frente a la cancha de River Plate, y su próximo destino de vacaciones es incierto. ¿Qué planes tendrán con el deportista?

Comentarios