Y eso que son “compañeros”: Santa Fe, castigada por el gobierno nacional

La provincia quedó en el 22° lugar del ranking general en el reparto de inversión nacional, sólo por delante de Jujuy y Mendoza, donde gobiernan opositores.

El exministro de Economía provincial durante la gestión de Miguel Lifschitz, Gonzalo Saglione, apuntó que Santa Fe quedó en el 22° puesto del ranking de las provincias que recibieron inversiones nacionales durante el año que pasó.

“Este dato se toma de lo que en la jerga se conoce como la inversión pública nacional, por fuera de la coparticipación que corresponde por ley; la cuenta se saca dividiendo la cantidad de habitantes para hacer un análisis per cápita. Y así nos encontramos con que solamente dos provincias han recibido en 2022 menos inversión por habitantes que Santa Fe, que son Jujuy y Mendoza, que están gobernadas por signos políticos contrarios al Partido Justicialista”, resumió en diálogo con Marcelo Fernández en el programa «Con sentido común», de CNN Radio Rosario.

“De las provincias gobernadas por el justicialismo, Santa Fe claramente quedó en el último lugar evidenciando que esa supuesta afinidad entre el gobernador y el presidente en los hechos no se traduce en ningún tipo de beneficio para los santafesinos en materia de obra pública”, añadió.

Saglione indicó, “alguien podría decir que Santa Fe está 22ª en el ranking pero los números son parejos y hay muy poca diferencia con el resto, pero no es así. Los números son contundentes: por ejemplo, Formosa recibió en 2022 cinco veces más de obra pública nacional por habitante que Santa Fe”. Y completó: “Esa divergencia de los montos que recibe cada provincia abrumadora y más aún cuando uno analiza lo que los santafesino aportamos a la recaudación de impuestos nacionales: IVA, Ganancias, impuesto al cheque, combustible, bienes personales, retenciones a las exportaciones por nuestro perfil de provincia exportadora”.

“Córdoba, por caso, está un poquito más arriba de Santa Fe. Es decir ha recibido una inversión pública para habitantes levemente superior a Santa Fe. Está también dentro de las provincias que menos han recibido”, detalló.

Luego, en la misma línea, el exfuncionario provincial durante la gestión de Lifschitz recordó que “según un estudio de la Bolsa de Comercio de Rosario, recientemente publicado, de cada 100 pesos que la Nación recauda 13 son aportados por empresas y contribuyentes de nuestra provincia. Ahora, como contrapartida, de cada 100 pesos que la Nación invierte apenas 2,65 pesos se invierten en Santa Fe. Entonces, ahí hay un doble perjuicio a los santafesinos”.

Nación vs. Buenos Aires

Saglione criticó la forma en que el presidente Alberto Fernández detrajo un porcentaje de la coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires: “El mecanismo que usó el presidente Fernández para quitarle coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, que fue por un decreto, es incorrecto, viola las normas constitucionales porque unilateralmente el Estado nacional se quedó con recursos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, independientemente de que estemos de acuerdo o no con que la ciudad recibiera ese coeficiente de coparticipación. Ahí hubo un primer error claramente del presidente Fernández, que cuando le saca esos recursos a Buenos Aires no los recupera el resto del país, sino que se los da al gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a través del mismo decreto. Se lo sacó a la ciudad y se lo dio a la provincia de Buenos Aires: todos los demás miramos desde afuera esa pelea entre ellos”.

“Por otro lado, nos puede gustar o no, pero las normas están para ser cumplidas, y hay que acatar lo que la Corte ha resuelto, independientemente de la posición que uno tenga sobre el particular. Entonces, ahora estamos frente a un segundo efecto: cuando un fallo no me gusta, voy contra la institución”, agregó.

Sobre qué buscan los gobernadores que avalan la posición del presidente en este tema, Saglione apuntó: “Seguramente quieren ganar dos cosas, una es el posicionamiento político de enfrentar a uno de los candidatos con más posibilidades en las elecciones nacionales de este año, como es Rodríguez Larreta. Y la otra, también guarda relación con la gran dependencia de muchas provincias de los aportes discrecionales del gobierno nacional. Ya no con la coparticipación, sino con lo que el gobierno nacional define a quién darle. Quizás muchos de los gobernadores firmantes corresponden a provincias claramente beneficiadas por el reparto discrecional, quizás Chaco y Formosa son las más representativas, las que más han recibido de gasto público nacional de manera discrecional y son las que están liberando el proceso para rechazar la decisión de la Corte”.

Mal acuerdo

Saglione también fue crítico sobre el acuerdo que el gobernador Omar Perotti firmó con la Nación para cobrar la deuda histórica con la provincia. “Al día siguiente de que se firmó el acuerdo lo empezamos a plantear: es un mal acuerdo para Santa Fe. Alguno dirá que es mejor un mal acuerdo que un no acuerdo. Nación pagó con títulos públicos nacionales y eso no es objetable, el problema es que esos títulos cuestan mucho menos de lo que Nación nos debía; de hecho uno de los títulos con los que Nación le pagó a Santa Fe, y el gobernador aceptó, es el mismo con que ahora Fernández le quiere pagar a la Ciudad de Buenos Aires. Todos vimos cómo reaccionó Buenos Aires frente a esa decisión: nadie quiere esos títulos que vencen en 2031 porque hoy en el mercado los paga mucho menos del valor nominal”, planteó.

5