Editorial

Al mundo le sobra harina de soja y a Argentina le sobran retenciones

Fierros viejos y primarización
Por Nicolás Carugatti

Se están realizando importantes adaptaciones de grandes refinerías de petróleo para convertirlas en plantas de elaboración de HVO con aceite de soja y nuevas plantas que se están proyectando para los próximos años, según un informe de la Bolsa de Comercio de Rosario. Este párrafo que informó la centenaria entidad bursátil de Rosario puede convertirse en el principio del fin de la industria aceitera del Cordón Industrial. Producto de que la industrialización de la soja para obtener aceite en EEUU para ser convertido en biodiesel hará que sobre harina de soja en el mercado internacional desplomando los precios internacionales. Precio de la harina de soja desde 1978 Está pésima noticia para el país se combina con una receta impulsada por el kirchnerismo de implantar retenciones al “yuyo” durante 20 años, decisión política que hizo que la producción de soja no crezca y pierda mercados contra la soja de brasil que no para de crecer, la última campaña del gigante sudamericano  fue de más de 160 millones de toneladas contra 20 en Argentina (una cosecha afectada por la sequía). Argentina no logra superar las 60 millones de 2015, la evolución en la zona núcleo marca con claridad como la falta de incentivos a la producción está condenando al país a perder competencia de su principal producto de exportación. El genial humorista e imitador santafesino, Ariel Tarico en su espectáculo Tarico on the Rotemberg – Sean de Termos y Mabeles describe cómo las discusiones en nuestro país están colonizadas por las agendas diarias entre “Termos y Mabeles”, agendas que no tienen ninguna profundidad sobre los temas centrales que le permitirían al país comenzar a crecer luego de más de 12 años de estancamiento.

¿En la región qué discutimos?
En la región del Cordón Industrial las discusiones dirigenciales son propias de una sociedad que piensa que tiene la “vaca atada”, este termino fue utilizado por Leonardo Raimundo en el marco del aniversario de la Cámara de Comercio de San Lorenzo para pedir a las autoridades nacionales y provinciales pongan energía para inversiones en la profundización del calado de la hidrovía como la construcción de rutas de la producción que permita que la producción llegue de forma más eficiente para no perder competitividad y ampliar así la frontera de costos que hoy hacen inviables traer soja de Salta o Santiago del Estero a nuestros puertos. Hoy nuestra región está vaciada de dirigentes de peso que puedan comenzar a discutir la región para los próximos 50 años. Da mucha lastima ver como nos vamos convirtiendo en una región abandonada, recorrer la ruta nacional 11 desde San Lorenzo a Timbúes da ganas de llorar. Tenemos poco tiempo y pocas oportunidades. No aplica mejor la frase de Bertolt Brecht  “ayer fue la industria petroquímica en la región pero no me importó, hoy vienen por mi pero ya es demasiado tarde”.  ]]>

30