Policiales

Demolieron otros dos búnkers en Rosario

Derribaron dos nuevos puestos de venta de drogas en el marco de la nueva Ley de Microtráfico, Uno de ellos en Necochea e Ivanowski, en barrio Tablada, mientras que el otro se encuentra en Felipe Moré al 600 .


Este lunes por la mañana agentes de la policía de Santa Fe montaron un amplio operativo policial para derribar dos  punto de ventas de estupefacientes: uno de ellos  ubicado en Necochea e Ivanowski, zona sureste de la ciudad y el otro en Felipe Moré al 600.

Necochea e Ivanowsky

En el caso de primer búnker derribado se trata de una vivienda ubicada en en un sector conocido como la “U” de barrio Tablada. Allí el procedimiento implicó varios pasos ya que al interior de la vivienda vivía una mujer con cinco hijos, de entre 3 y 21 años, dos de ellas curando ademas un embarazo.

El secretario de Seguridad Pública, Omar Pereyra, detalló a El Flash de Noticias sobre el operativo: «En principio se realiza el retiro voluntario de las personas y luego se comienza con la demolición, se trata de lugares que han sido usurpados por eso se convino sobre el retiro de las personas y el derrumbe del lugar», y agregó que se esta actuando de acuerdo con el fallo de la Dra. Sandra Castelli y la investigación del fiscal Franco Carbone, «que determinan que este inmueble era utilizado para la venta de droga al menudeo.»

Carolina, la mujer que estaba siendo desalojada, denunció a la prensa que nunca funcionó un bunker en su vivienda. «Aquí vivo mis cinco hijos y mis tres nietos hace tres años, yo a la casa la compré y me dieron boleto de compra y venta. Esto es pura pantalla», y aclaró que su hijo no esta vinculado a una banda de narcotráfico tal como se lo acusa.

Por su parte, Pereyra agregó que la gente que habita la vivienda pasará a alojarse en un domicilio cercano.

 

Un bunker con jacuzzi, hidromasajes y un perro abandonado

Cerca del mediodía también se llevó a cabo un operativo de derrumbe en dos viviendas muy amplias ubicadas zona noroeste de la ciudad, precisamente en Felipe Moré al 600 bis.  En este caso, el segundo piso de uno de los inmuebles incluía un jacuzzi con hidromasajes y otros artefactos como microondas, pavas eléctricas y muchos colchones. No obstante, su demolición fue frenada porque la casa linda con otra vivienda. Al interior de la casa también se encontraba un perro en estado de abandono, razón por la cual también intervino en el procedimiento personal de la brigada ecológica. Estas construcciones están vinculadas con el recluso Francisco Riquelme, imputado recientemente por planificar atentados y amenazas dirigidas al gobernador Maximiliano Pullaro.

«Lo ms importante es n tanto el estado en que encontraba sino lo que significa simbólicamente te tipo de vivienda parar el barrio», en este caso se trata de un bunker que funcionaba desde hace muchos años», explicó uno de los funcionarios a cargo del operativo.

Cabe destacar que este tipo de derrumbes son posibilitados tras la aprobación de la nueva Ley de Microtráfico.

Comentarios