El nuevo Concorde

El futuro de los vuelos comerciales será una nave que una Londres y New York en 2 horas

Todo hace prever que se pondrá en funcionamiento a principios de 2022. Serán supersónicos y romperán la velocidad del sonido. En poco tiempo surcarán todo el planeta


Desde que el mítico e imponente avión anglofrancés Aérospatiale-BAC Concorde, más conocido como Concorde, dejó de volar el 24 de octubre de 2003, ningún pasajero ha podido volar a la velocidad del sonido.

Un nuevo avión supersónico experimental de la NASA está por volver a volar a comienzos del año próximo.

Se trata del avión, oficialmente llamado X-59 QueSST y a menudo denominado solo X-59, que recibió luz verde para el ensamblaje final durante una revisión crítica de diseño a fin del año pasado. Con este avión, la NASA tiene como objetivo crear una nave ultra silenciosa que pueda viajar por tierra más rápido que la velocidad del sonido, para luego expandir este conocimiento a futuros aviones comerciales.

El avión es construido por la empresa Lockheed Martin, por instrucciones precisas y financiamiento de la NASA. Según el proyecto, el prototipo de avión supersónico “silencioso” será monomotor. La longitud del del mismo será de 28,7 metros. “Se está moviendo muy rápido en el taller en términos de fabricación y producción”, expresaron desde la compañía de aviación.

“Después del ensamblaje final de la nave tomaremos el fuselaje para hacer algunas pruebas de aerodinamia e instalaremos algunas otras partes vitales como los distintos sistemas de vuelo y luego desplegarlo. Una vez que el avión esté todo junto, tomará su primer vuelo en 2021”, agregaron.

¿Pero un avión que viaja a velocidades supersónicas, o más rápido que la velocidad del sonido, será realmente lo suficientemente silencioso como para evitar causar una perturbación importante? Según la empresa, el equipo detrás del avión confía en que la nave será ultrarrápida y ultra silenciosa.

“Tenemos mucha confianza. Todo tipo de simulaciones y predicciones de modelado se alinean, por lo que creemos, en base a estos modelos y simulaciones que hemos ejecutado, que logrará ese sonido de bajo auge una vez que alcance velocidades supersónicas”, aseguraron desde Lockheed Martin.

Comentarios