Números alarmantes

El gobierno de Alberto Fernández terminó con más de 500.000 pobres en el Gran Rosario

La pobreza llegó al 36,6 por ciento en la región en 2023, incrementando el índice respecto al año anterior. Mientras que la indigencia superó los dos dígitos y se encuentra en el 10,8 por ciento. La inflación, la gran culpable de la actual situación

La pobreza en Rosario y la región llegó al 36,6 por ciento en el gran Rosario durante 2023, según público el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo. Además el índice de indigencia trepó al 10,8 por ciento. Por tal motivo, hay 145.966 personas que no cuenta con el dinero suficiente para adquirir los alimentos básicos. Las variables empeoraron producto de una inflación incontrolable y la brusca caída económica a fines del año pasado.

Pero lo más escalofriante es que en apenas doce meses se sumaron 48.494 pobres y 60.955 indigentes para alcanzar a 493.172 personas en condiciones precarias. Por tal motivo, las cifras demuestran que cada vez más habitantes no pueden cubrir sus necesidades primarias. En la ciudad hay 148.835 hogares que son pobres y un 30 por ciento ocupan el sector de indigentes.

En lo que respecta al Gran Rosario, aunque los dos índices aumentaron por debajo de la media nacional, se registró una suba considerable en relación al último trimestre de 2022 en lo que refiere a la pobreza. Ya que pasó del 33,2 al 36,6 por ciento de los habitantes. Lo alarmante es que la indigencia superó los dos dígitos al alcanzar el 10,8 por ciento, tras haber dado 6,3 por ciento en la anterior medición.

Con relación a los 28 aglomerados que mide en todo el país el INDEC, el 41,7 por ciento de los argentinos son pobres y el 11,9 por ciento se encuentran en la indigencia. Demostrando que los números empeoraron respecto a 2022 entre un 2,5 y 3,8 por ciento, respectivamente. Una situación extremadamente complicada en un país con serios problemas sociales y económicos que arrastra desde hace décadas.

30