Narcotráfico

El periodista Pagni apuntó al juez federal de Rosario Marcelo Bailaque como parte del “problema sistemático”

El contador Gabriel Mizzau y el juez Marcelo Bailaque
El conductor del programa Odisea Argentina emitido en LN+ puso el ojo en los sistema corruptos que permiten la impunidad, hizo mención al caso de juez rosarino y el de su contador que comparte con el narco Esteban Alvarado.

Carlos Pagni en su editorial del día hizo un repaso muy categorico de los problemas sistémicos que permiten el crecimiento de estructuras mafiosas, en el caso de Santa Fe fue el narcotráfico que tomó las calles causando miles de muertos.

Pagni inicia haciendo una referencia al filosofo argentino “Hace bastantes años le escuché a Alejandro Rozitchner una idea muy central, un poco traída del psicoanálisis pero aplicada a la sociedad: “Si tenés mucha pobreza durante mucho tiempo, fijate bien porque sos muy bueno generando pobreza”. Cuando una sociedad se encuentra con un problema sistemático durante muchos años, cuando ese problema se va a ampliando y agravando, y adquiere rasgos de cronicidad, hay que mirar bien, porque lo que manifiesta es que a su alrededor hay un sistema, factores alineados e incentivos poderosos de personas, agentes sociales, grupos y sectores dedicados a que ese problema se mantenga. Rozitchner lo decía respecto de la pobreza. Lo mismo podemos decir respecto del crimen organizado. O, si queremos enfocar más todavía, del narcotráfico.

Todos sabemos que en Rosario está ocurriendo en cámara lenta un hecho histórico. No todos los hechos históricos son dignos de ser aplaudidos. En este caso, es repudiable. Allí vemos, como especie de reducción a escala, de concentración de mayor densidad de un problema mucho más difundido, la aparición del narcotráfico de manera sistemática. El narcotráfico se ha transformado, por momentos, en terrorismo. Ya la violencia no se circunscribe a la lucha de bandas involucradas en ese delito, sino que está destinada a aterrar a la población en general, a aquellos que no son parte de esa guerra. Para que esto ocurra, hay que mirar cómo se genera un sistema alrededor.

El Conflicto Hecho Política. El Editorial De Carlos Pagni

Voy a seleccionar un ejemplo particular. Hay un juez federal en Rosario que se llama Marcelo Bailaque. En Rosario se da una situación muy curiosa. Hay algunos jueces y fiscales de la Justicia provincial y federal que luchan contra el narcotráfico y tienen que andar por la ciudad con chalecos antibalas. El nivel de protección que demandan es proporcional al riesgo que asumen en la lucha contra ese delito. Hay sin embargo jueces que pueden tomar un vermut a la luz del día en el centro de Rosario sin ningún tipo de custodia, suponiendo que nadie los va a molestar. Bailaque se parece más a este segundo grupo de personas. Él ha tenido entre manos muchas veces la causa de uno de los grandes narcos de Rosario, que se llama Lindor Alvarado. Y ha tenido reproches, pedidos de investigación en el consejo de la Magistratura por las demoras, omisiones, casi por la complicidad con Alvarado. En los últimos tiempos, sobre todo por una investigación del periodista de LA NACION Germán de los Santos, se descubrió que Bailaque compartía algo con el narco. ¿Qué compartían? Nada menos que el contador. Como todos sabemos, en una mafia, el contador es un engranaje imprescindible del que se espera mucha lealtad. Bueno, Bailaque, el juez, y Alvarado, el narco, tenían al mismo contador: Gabriel Mizzau. Pero no solo esto. El hijo de Gabriel Mizzau, Sebastián, trabajaba en el juzgado de Bailaque.

Esto ha sido denunciado. Seguramente, alimentará las denuncias que tiene Bailaque en el Consejo de la Magistratura. Pero lo curioso es una novedad que ocurrió el jueves pasado. A horas de la tarde, se dictó una orden de allanamiento sobre las oficinas del contador Mizzau. Cuando lo fueron a buscar, no estaba. No apareció hasta el viernes a la noche. Lo curioso es que ninguno de los domicilios que había dado el contador ante la AFIP o el Consejo de Ciencias Económicas era el que, en realidad, utilizaba. No eran ni los domicilios de su estudio ni los de su casa. Que un contador no declare el domicilio real de su estudio es una falta grave. Por casualidad, hay que suponer, el primer juez al que se solicitó esa orden de allanamiento fue Bailaque. Obviamente, se excusó. Nadie sabe muy bien si se enteró de cuál era el blanco del allanamiento. Pero todo el mundo sospecha en la Justicia de Rosario lo obvio: que Bailaque le avisó a Mizzau.

El contador Gabriel Mizzau y el juez Marcelo Bailaque
El contador Gabriel Mizzau y el juez Marcelo Bailaque

¿Quiénes protegen a Bailaque? La lista que comentan en Rosario es larguísima. Se trata de un entramado institucional que llega hasta la Ciudad de Buenos Aires, pero que tiene además en el medio a algunos operadores. Y, por los pedidos que ha hecho a favor de Bailaque, muchos nombran al binguero Daniel Angelici. Como sabemos, Angelici es uno de los principales impulsores de la candidatura de Ariel Lijo para la Corte Suprema de Justicia.

Cuando uno retira el zoom de este caso muy particular, de esta “anécdota” que ocurrió entre el jueves y el viernes pasado, empieza a haber un fenómeno mucho más sistémico. ¿Qué es Rosario si uno mira el planeta? Es el segundo sistema de puertos del mundo. Compite con Nueva Orleans y Santos. Es curioso que en un sistema portuario de esa magnitud, por el que circula mucha mercadería, haya tan pocas causas de contrabando, narcotráfico, trata de personas. Es como si allí no pasara nada en relación con la dimensión de los negocios que normalmente se tramitan. Hablamos entonces de un sistema. Por eso es importante entender que el sistema que protege a Bailaque está muy ligado al sistema que promueve a Lijo hacia la Corte Suprema de Justicia. Son bloques de poder con estrategias inteligentes que defienden negocios importantes y, por lo tanto, ponen mucho empeño en cuidarlos.

Daniel Angelici
Daniel AngeliciPATRICIO PIDAL/AFV

Hoy el foco legislativo, tras el gran triunfo del Poder Ejecutivo en la aprobación de la Ley Bases y el paquete fiscal, está puesto en los pliegos del doctor Manuel García-Mansilla y de Ariel Lijo. Aparentemente, hay dificultades para que pasen los dos por la resistencia de muchos senadores y senadoras a aprobar por razones ideológicas el pliego de García-Mansilla, en quien ven un candidato muy conservador. Lijo tiene otros problemas. Tampoco está garantizado, como informó Gustavo Ybarra en LA NACIÒN, que pase tranquilamente por el filtro del Congreso. El problema de Lijo es su baja calidad moral. Es visto como un juez corrupto. Fue investigado por el fiscal Franco Picardi y el juez Julian Ercolini de manera muy acelerada y superficial en una causa por asociación ilícita, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencia con su hermano Alfredo, un reconocido lobista de tribunales. La causa fue cerrada con premura, sin siquiera incorporar un informe de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) lapidario para Lijo. En aquella causa, que se investigó de manera tan liviana, el abogado defensor del doctor Lijo era Mariano Cúneo Libarona, actual ministro de Justicia.

También se lo investigó en el Consejo de la Magistratura. Avanzó bastante la investigación. Apareció una excuñada de Lijo, casada en su momento con su hermano. Denunció negocios del juez Lijo en el negocio de los caballos de carrera, en el gran haras La Generación, en Dolores. Ahí se entienden las afinidades con Angelici. Todo tiene que ver con el negocio del juego. Pero, por presión del kirchnerismo y sectores del macrismo, esa investigación fue abortada.

Ariel Lijo en el Día del Holocausto en el Palacio Libertad
08-05-24
Ariel Lijo en el Día del Holocausto en el Palacio Libertad 08-05-24

Germán de los Santos escribió hoy en su columna habitual del portal de noticias de Santa Fe, Aires de Santa Fe abordando un punto que es interesante recoger, el silencio de los medios de la provincia sobre el tema de la justicia federal “Hay otra cosa llamativa en esta trama, que tiene que ver con este tema casi no tiene repercusión en los medios de comunicación de Santa Fe, una tendencia que viene desde hace tiempo acentuándose con temáticas delicadas, que analizan con preocupación en la alta jerarquía de la Corte Suprema de la Nación, donde hay dos santafesinos, que siguen de cerca estas cuestiones”. La cronica de De Los Santos hace también hincapié en los allanamientos fallidos al contador de Alvarado y Bailaque nota completa aquí