Juego clandestino

El rey del juego clandestino quedó preso tras dictarles prisión preventiva

Se trata del empresario rosarino Leonardo Esteban Peiti, a quien la semana pasada le allanaron su casa y lo dejaron en la cárcel


Cuando el empresario rosarino Leonardo Esteban Peiti declaró en julio en carácter de “colaborador”, dentro de la causa que los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada y Delitos Complejos de Rosario llevan adelante y en la cual le imputaron ser organizador de una asociación ilícita que regenteaba locales de juego clandestino en distintas localidades de la provincia, jamás imaginó que las máquinas de ruleta tenían más de 37 números como los históricos paños verdes.

Ayer, tras dos extensas jornadas de debate realizadas por zoom desde los Tribunales de Rafaela, donde Peiti tiene abiertos otros dos legajos por idénticas acusaciones, el juez de primera instancia Javier Bottero resolvió dejarlo en la cárcel y le dictó prisión preventiva por el plazo de ley.

De acuerdo a la acusación que llevaron adelante los fiscales Guillermo Loyola y Gabriela Lema, Peiti actuó en calidad de jefe de una asociación ilícita dedicada a organizar, administrar, operar y explotar sistemas de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente y defraudar así a la administración pública, todo ello en carácter de coautor.

Tras conocer el dictamen, los defensores del empresario, Luis y Ángelo Rossini, dijeron que van a “esperar los fundamentos del juez para saber por qué tomó semejante medida cuando nuestro cliente, que tiene causas similares abiertas en Melincué desde 2018 y en Rosario desde el año pasado, jamás intentó profugarse, siempre estuvo a derecho y nunca entorpeció los procesos penales”.

En ese sentido, aseguraron que “una vez que accedamos a los fundamentos apelaremos la medida y pediremos que Peiti mantenga el estado de libertad que nunca debió haber perdido”.

Fuente: La Capital

Comentarios