¿Prófugo o muerto?

El sicario más peligroso de Rosario que desapareció de la cárcel y nadie encuentra

Buscado. Mauricio Laferrara, alias “Caníbal”, estaba alojado en el pabellón 11 del piso 3 de la vieja cárcel de Villa Devoto. | cedoc
Mauricio Laferrara forma parte de la temida organización liderada por Esteban Lindor Alvarado, uno de los capos narcos de Rosario. Hasta el 20 de octubre del año pasado estaba detenido en el penal de Villa Devoto, donde cumplía una condena a perpetua por homicidios y narcotráfico.

Recompensa y captura internacional El nombre de Mauricio Laferrara figura entre los criminales más buscados por Interpol, pero además el Ministerio de Seguridad de la Nación ofrece una recompensa de 5 millones de pesos para quienes aporten información sobre su paradero. En el ofrecimiento que hizo el Gobierno se indica que el 20 de octubre el jefe de los sicarios de Esteban Alvarado “se evadió del Módulo N° 3 del Pabellón N° 11 del Complejo Penitenciario Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. A “Caníbal” lo buscan efectivos de la División Búsqueda de Prófugos de la Policía Federal Argentina y de la Unidad Especial de Investigación del Crimen Organizado de Santa Fe. A raíz de la supuesta fuga del sicario, la Justicia resolvió separar de sus cargos de manera preventiva al director del penal de Villa Devoto, el encargado de seguridad en el Módulo o Unidad Residencial 3, el subdirector de dicho sector de la cárcel, el jefe y subjefe de Seguridad Interna del lugar en el que estaba alojado Laferrara; el jefe y el inspector de turno, y dos celadores.]]>