A pero Milei

Empresas de colectivos dejan los pasajeros sin servicio a la noche en el Cordón Industrial

A partir del próximo lunes 4 de diciembre, varias empresas que operan servicios de transporte de pasajeros en la provincia recortarán sus operaciones debido a deudas impagas por parte del gobierno provincial.


El Cordón Industrial se ve envuelto en incertidumbre con el anuncio de la suspensión de servicios nocturnos por parte de empresas del transporte interurbano de pasajeros. Tata Rápido lideró la medida al cancelar «hasta nuevo aviso» servicios esenciales que conectan la capital provincial con Rosario. La inquietud sobrevuela la región, ya que se desconoce la postura concreta de otras compañías ante esta crítica situación.

A partir del próximo lunes 4 de diciembre, varias empresas que operan servicios de transporte de pasajeros en la provincia recortarán sus operaciones debido a deudas impagas por parte del gobierno provincial. Tata Rápido, una de las principales en este escenario, anunció la suspensión de servicios nocturnos, afectando especialmente las rutas que conectan la capital con Rosario.

Los cambios programados incluyen la interrupción de la ruta entre Puerto Gaboto y Rosario a las 4:50, así como la suspensión del viaje de regreso desde Rosario a las 7:40. Además, el servicio entre Ricardone y Aldao a las 6:55 también se verá afectado a partir de la semana próxima. La situación se agrava con la cancelación de otros recorridos importantes, como el trayecto Rosario-Santa Fe por Ruta 11 a las 8:45 y su vuelta a las 11:45, junto con el expreso por autopista que parte desde el sur a las 8 y retorna a las 12:10.

La Asociación Transporte Automotor de Pasajeros, que agrupa a las empresas del sector, tomó esta drástica decisión en respuesta a las deudas acumuladas por la provincia y la falta de actualización en los costos del boleto. Se destaca una deuda considerable en los reintegros del programa Boleto Educativo Gratuito, así como un desfasaje del 90% en el precio del boleto, lo que llevó a tomar estas medidas extremas.

En este contexto, la posición de la empresa Rosario Bus, que monopoliza los horarios del transporte interurbano en la región, permanece incierta. La compañía optó por colocar carteles esta semana, subrayando la deuda pendiente de la provincia con los subsidios y advirtiendo sobre las posibles consecuencias para todos los usuarios.

Comentarios