Menos mal que son dos

La grieta entre Perottismo y Kirchnerismo rompe el bloque opositor en el concejo

Los concejales Árico y Cerdera no logran formar un bloque unificado en el concejo Municipal de San Lorenzo. Sus diferencias se profundizaron durante la campaña electoral.


Los candidatos con colores de campaña distintos

La última campaña electoral fue determinante para el alineamiento de la oposición en San Lorenzo. El armado de las listas, la soberbia y las diferencias presupuestarias para encarar las elecciones para concejales e intendente en la ciudad histórica mostró la peor cara de la interna Peronista, que tiene su final en el armado de dos bloques unipersonales en el Concejo Municipal.

Martín Cerdera es un dirigente del Movimiento Evita, con un claro alineamiento con quien fue candidato a vice presidente de Sergio Massa, Agustin Rossi. Su padre, Antonio Cerdera, fue funcionario en toda la administración del gobierno de Alberto Fernández en Tandanor, el astillero del estado. «El Toni era el hombre del Chivo en el directorio» cuentan desde el entorno del rosarino. El financiamiento de la campaña del joven K respondió al armado provincial y nacional del Movimiento Evita.

Esteban Árico se autopercibió siempre como la pata Peronista del gobierno de Leonardo Raimundo, ingresando al gabinete local de la mano del ex intendente Rubén Tevez, un dirigente que hasta esta elección tenía muy buen diálogo con el intendente sanlorencino. Pero Árico se alejó del oficialimos y se apalancó con un acuerdo muy fuerte con el ex gobernador Omar Perotti, curiosamente este acuerdo no tiene una génesis Peronista sino Radical, el padrino del concejal sanlorencino es Jorge Henn, un UCR histórico quien fuera el ex vice gobernador de Antonio Bonfatti. Esta conformación ecléctica del ex candidato a intendente generó un cataclismo en el Peronismo local que llegó a la elección PASO con más de 4 listas a concejales y 2 para intendente.

Árico y Cerdera se impusieron con comodidad contra sus rivales internos, producto de los buenos resultados, el círculo rojo de la ciudad y del departamento San Lorenzo esperaba un acuerdo entre ambos dirigentes. Pero muy por el contrario a lo que todos creían, Árico decidió hacer un acuerdo con la izquierda a menos de 24 horas de las PASO, sin consenso con Cerdera, dirigente más cercano a la izquierda que el ex funcionario de Raimundo. Esta foto alejó cualquier posibilidad de acuerdo para potenciar las posibilidades del Peronismo para ganar más bancas en el Concejo y también las posibilidades de Árico de ser intendente.

Ambos dirigentes quedaron huérfanos de armados nacionales y provinciales producto de que el Peronismo perdió por mucha diferencia. Quien quedó como único líder del Peronismo, luego de ganar la elección más difícil de su vida es Armando Traferri. Ni Árico ni Cerdera tienen diálogo con «Pipi». El primero por mandato de la guerra que Perotti planteó contra el senador y el segundo por desacople histórico del armado familiar, lo que en la rosca se conoció por mucho tiempo como «los Cerdera». El Peronismo local debe aparecer menos en Instagram y romper más pantalones con clavos en las paredes de las unidades básicas.

Comentarios