Justicia injusta

La joven abusada por el árbitro cuando era niña pide “condena social” para su victimario

A días de conocerse la sentencia del abusador de Sol, indignada por el fallo posteo en sus redes el descontento con el dictamen de la Justicia

A días de conocerse la sentencia, la chica abusada sexualmente en su niñez, por el árbitro sanlorencino, hizo un descargo en las redes, piediendo que se lo condene al menos, socialmente.  No está de acuerdo con la sentencia de tres años 3 años de prisión condicional por los delitos de Abuso sexual simple en calidad de autor.

“Hola. Mi nombre es Sol, tengo 16 años y vivo en San Lorenzo. Lamentablemente con mi mejor amiga sufrimos un abuso desde 2016 hasta 2018” comenzó contando en sus redes sociales una joven que fue abusada cuando tenía 10 años junto a su mejor amiga de la misma edad, por la pareja de su tía.
El caso tomó notoriedad en San Lorenzo porque el acusado es un árbitro de fútbol que suele desempeñarse en la Liga Sanlorencina y la mamá de la víctima se enteró, en su momento, por una amiga de las nenas a quienes ellas les habían contado lo sucedido.

El hecho fue denunciado hace 6 años pero la justicia es lenta, y recién esta semana condenó al árbitro de fútbol y ahora, supuestamente, también pastor con un fallo que no conformó a nadie.

Vale destacar, que la jueza Griselda Strólogo condenó a Juan José Albornoz a la pena de tres años de prisión condicional por ser autor de los delitos de “abuso sexual simple” a dos niñas de 9 y 10 años, ocurridos entre los años 2016 y 2018.



Integrantes de la “Campaña por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres” y del “Espacio de Mujeres y Disidencias por la Soberanía” repudiaron “enérgicamente” el fallo y exigen “condenas de prisión con cumplimiento efectivo” de manera “urgente” para Albornoz, árbitro de fútbol de divisiones inferiores de la Liga Sanlorencina de Fútbol “por sus víctimas y por todas las personas en riesgo ya que consideramos una amenaza que continúe en libertad, ejerciendo su trabajo que además conlleva relacionarse con niños y niñas menores de edad, como las niñas de las que abusó durante dos años”, sostienen.

Sol exige en su posteo en redes, una “condena social” y cuenta todos sus padecimientos en un testimonio desgarrador “la pase muy mal, tuve intentos de suicidio, muchos problemas, tuve que ir al psicólogo y al psiquiatra, me dieron risperidona para tomar”, detalló la adolescente.

Hoy se encontró con una condena a su abusador que no alcanza “la semana pasada fui al último juicio y hablé delante de la jueza, delante del abusador, delante del fiscal, delante de su abogada y delante de mi familia. El también habló y lo único que hizo fue hacerse la víctima, se culpó por lo que hizo pero se victimizo”.

“Él trabaja dando la palabra a los niños de los barrios, también trabaja de árbitro con más niños, y eso es algo que no debería poder hacerlo porque podría pasar otra vez lo que me pasó a mi” asegura con un sentido común apabullante, la chica, víctima del caso.

30