Venta de droga

La mujer de un preso de Piñero recibió $14 millones en mil transferencias de Mercado Pago y Uala

Se trata de la pareja de  Brandon A., preso de alto perfil ligado a "Lucho" Cantero, está sospechado de ingresar 200 gramos de droga semanales entre septiembre y marzo de este año aprovechando que era delegado del pabellón 6.

Un joven que está preso en la cárcel de Piñero fue imputado este jueves acusado de vender drogas dentro de la unidad penitenciaria. De acuerdo a la investigación las sustancias eran ingresadas por su pareja, que había sido detenida en marzo pasado. En los últimos meses la mujer había recibido por transferencias bancarias una suma superior a los 14 millones de pesos.

Brandon A. cumple prisión preventiva al estar imputado como miembro de la asociación ilícita que le atribuyen liderar a Uriel Luciano “Lucho” Cantero, hijo del “Pájaro”, asesinado referente de la banda Los Monos. Oriundo de la zona sudoeste, Brando A. es considerado un preso de alto perfil y es mencionado en algunas causas relevantes sobre hechos violentos ocurridos en ese sector de Rosario. Todo con el trasfondo de sus conexiones con la calle desde la prisión.

El fiscal Franco Carbone y la Secretaría de Asuntos Penitenciarios de la provincia comenzaron la investigación a raíz de una transferencia bancaria que habían detectado en el celular de otro interno imputado como parte de la organización de Cantero. Siguiendo esos rastros avanzaron sobre una estructura de narcomenudeo detectada en el pabellón 6 de la cárcel de Piñero.

En la audiencia imputativa llevada a cabo este jueves en el Centro de Justicia Penal el fiscal explicó que detectaron que las transacciones se realizaban cuentas de Celeste B, pareja de Brandon A. El fiscal los acusó de comercializar cocaína y marihuana al menos entre el 1° de septiembre de 2022 y el 20 de marzo de este año, cuando fue detenida Celeste B.

Carbone sostuvo que el acusado se aprovechó de su carácter de delegado del pabellón 6 para ingresar la droga mediante la visita de las parejas de otros internos. Cada semana hacía entrar unos 100 gramos de cocaína y la misma cantidad de marihuana. El precio de la droga se vendía al triple del valor que se estima que tiene en la calle.

El pago de las transacciones, sostiene la imputación, se realizaba mediante transferencias bancarias a cuentas de billeteras virtuales a nombre de Celeste B. Así fue que se comprobó que la pareja del imputado había recibido entre septiembre y marzo pasado una suma superior a los 14 millones de pesos.
Los pagos habían sido efectuados en más de mil transferencias realizadas por 66 personas vinculadas a 50 presos del pabellón 6 de Piñero.

A fines de junio la Policía de Investigaciones (PDI) había realizado una serie de allanamientos relacionados a esta causa, también conectada con extorsiones y amenazas dentro y fuera del establecimiento penitenciario. Los operativos fueron en varios domicilios de Rosario, Funes y Villa Constitución. Los agentes secuestraron electrodomésticos, 30 teléfonos celulares, una escopeta calibre 16 y detuvieron a dos personas.

5