Desarrollo

La nueva ley de biocombustible convierte la región en «La Dubai de las Pampas»

La reciente legislación que regula la industria del biodiesel marca un hito, proyectando al Cordón Industrial como uno de los mayores centros de producción de biodiesel en el mundo.


En la apogeo de la política energética argentina, el Cordón Industrial, con la refinería San Lorenzo y el oleoducto Campo Durán San Lorenzo, fue el faro de la autosuficiencia energética impulsada por Arturo Frondizzi. Sin embargo, el cierre de la refinería y la desorientación del país sumieron a la región en un letargo.

Hoy, una nueva oportunidad emerge con fuerza gracias al biocombustible. La reciente legislación que regula la industria del biodiesel marca un hito, proyectando al Cordón Industrial como uno de los mayores centros de producción de biodiesel en el mundo. Se espera alcanzar una capacidad anual de 1.9 millones de toneladas y aumentar el corte del gasoil al 15% de biodiesel para 2026.

Las localidades de San Lorenzo, Puerto San Martín y Timbúes albergan siete plantas de producción de biodiesel, destacando las pymes Explora SA, UNITECBIO y El Albardon, junto a cuatro empresas vinculadas a grupos agroexportadores.

En manos de los diputados santafesinos está la aprobación de una ley que podría convertirse en la más importante para la economía regional. El Cordón Industrial, una especie del «Dubai pampeano», se prepara para liderar la revolución del biodiesel, marcando su renacer como un polo de producción de energía renovable y desafiando su pasado en la historia energética argentina.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de SL24 (@sl24comar)

Comentarios