Estado de situación

“Las bandas dejaron de matarse entre ellas”

El periodista Germán de los Santos advirtió que los distintos grupos narcos de Rosario se unieron ante la embestida del gobierno provincial en las cárceles. "Eso se refleja en la reducción de homicidios en enero y febrero", señaló.

El periodista Germán de los Santos, reconocido por sus investigaciones sobre la violencia narcocriminal de Rosario, aseguró que una de las principales hipótesis que se investiga en torno a la escalada de violencia en la ciudad es que las distintas bandas comenzaron a trabajar unidas, y que esa idea se refleja en la disminución de homicidios durante los dos primeros meses del año.

“Dejaron de matarse entre ellas. Lo que pasó en febrero es llamativo: este año se registraron 7 muertes contra 33 en 2023. También descendió el número de heridos por arma de fuego. Es decir, dejaron de enfrentarse en las calles”, enfatizó.

Según su opinión, “no hubo medidas desde el Estado que expliquen la disminución de los homicidios”, pero sí es algo que llamó la atención en ámbitos de la Justicia y hasta el propio gobierno provincial. “Ellos mismos no le encuentran explicación. Por eso, los cuatro homicidios de la semana pasada, que parecen coordinados, refuerza la presunción de que las bandas están trabajando unidas”, dijo.

A la hora de buscar explicación a los asesinatos en cadena que conmocionaron a la ciudad, el autor de los libros Los Monos y Rosario, destacó que “las medidas que se tomaron en las cárceles se sintieron porque principalmente tocaron el dinero, que es por lo que se pelea en Rosario”. Y siguió: “Cuando las bandas sienten que pueden ser desplazadas del negocio, reaccionan de manera violenta. Algo parecido ocurrió después de la muerte del Pájaro Cantero, cuando Los Monos vieron que podían ser desplazados para que Esteban Alvarado controlara todo”.

“Respecto de la comunicación desde las cárceles tengo mis dudas –sostuvo–. El viernes pasado secuestraron un celular en la cárcel de Marcos Paz, en el pabellón donde está Guille Cantero y otros líderes criminales. Y eso que se habían hecho requisas exhaustivas. En las cárceles hay un sistema de corrupción que complica todo; de hecho, Bullrich echó al director del Servicio Penitenciario (Juan Eduardo Velarde)”.

“Presionar sobre el control de las cárceles es un desafío muy fuerte porque hay que esperar el vuelto”, advirtió De los Santos. “Tengo mis dudas de que las restricciones en las cárceles sean efectivas porque, como decíamos antes, el sistema penitenciario está atravesado por la corrupción. Hace unos meses me contaban que un preso fue llevado desde la cárcel de Ezeiza a la de Marcos Paz, y en ese traslado ya tenía un celular: para eso pagó 300 mil pesos”, contó.

El periodista señaló también que en los últimos tiempos hubo cambios positivos en la Justicia Federal de Rosario. “Se nombraron 14 fiscales, también hay nuevos jueces y pronto llegará el sistema acusatorio, con lo cual se nota la diferencia. No es la misma Justicia de hoy con la de hace dos años. A nivel provincial, el MPA también tiene que generar un cambio para que no terminen los fiscales peleándose entre ellos en las audiencias”, expresó.

En el mismo sentido, aclaró que desde la Justicia “ahora se empezó a mirar” la circulación del dinero para blanquearlo en cuevas financieras. Según De los Santos, la condena al financista Gustavo Shanahan por tráfico de drogas marcó un punto de partida para avanzar en esa dirección. “De hecho, un juez que analizó el expediente de ese caso consideró que hay material suficiente como para abrir diez causas más. Por eso empezaron a ver el tema de Terminal Puerto Rosario, que nunca se investigó”, sostuvo.

30