En boca cerrada...

Lo apretaron al Pocho Lavezzi: “Si abro la boca se tiene que ir del planeta”

El ex jugador de fútbol recibió una dura advertencia de alguien que durante años estuvo en su círculo más íntimo. "Es un infeliz", dijo sin rodeos


La guerra está declarada, instalada y llegó a su capítulo más tenso. Un fallo judicial sentenció que Yanina Screpante tiene que dejar el departamento de Pocho Lavezzi, en Olivos, que ocupa hace dos años, y pagar los gastos del tiempo que lo utilizó.

Terminada la relación entre la modelo y el jugador de fútbol, en 2018 Yanina se volvió de Europa y se instalo en el piso que tiene al Pocho como dueño. Pasó el tiempo y el conflicto legal comenzó pero ella seguía viviendo en el lugar.

Con casi diez años de relación, Screpante, en más de una oportunidad, relegó su trabajo, para acompañar a Lavezzi en sus contratos por el mundo, y cuando decidieron separarse, la propiedad estaba desocupada y ella optó por quedarse en el lugar.

En El show de los escandalones, que se emite por la señal de Amércia, Rodrigo Lussich compartió las definiciones que le hizo la rubia en medio del escándalo por la vivienda.

“Si yo abro la boca este chico se tiene que ir del planeta”, sentenció Screpante. “Es un infeliz”, definió la ex del Pocho que, hasta ahora, había mantenido la prudencia en sus declaraciones.

“Él era generoso con sus amigos. Alquilaba una casa en Ibiza de 35 mil euros a la semana para invitar a todos”, agregó Yanina, remarcando el accionar del jugador. Pero eso no fue todo lo que se reveló. Lussich contó cómo era el vínculo económico entre Lavezzi y sus afectos, según lo que también le contó la modelo.

Comentarios