Vaivenes políticos

Para Guelar “la lluvia de inversiones no se concretará” hasta que haya “una sola Argentina”

El ex funcionario hizo mención a la necesidad de terminar con la grieta porque de lo contrario el país nunca podrá triunfar al cambiar de rumbo cada cuatro u ochos años dependiendo quién asuma la presidencia.

El ex embajador, Diego Guelar, efectuó un crítico análisis sobre los vaivenes políticos en Argentina y la falta de un camino común en ciertos aspectos para el crecimiento y desarrollo del país al ser consultado sobre diferentes conflictos como el caso de la Hidrovía Paraná-Paraguay. Al respecto dijo en una entrevista con CNN Radio: “Cada uno de los temas importantes y muchos que no lo son, también entran en la oleada de los bandazos y eso es muy malo, no nos hace bien”, reflexionó.

Y luego agregó: “Hasta que no logremos el dato de tener una sola Argentina con cuestiones de estados para saber dónde estamos parados, la lluvia de inversiones, una frase que se utilizó durante el período del gobierno de Macri, no se concretará”, admitió.

También habló de su experiencia en el cargo: “A mí me tocó ser dos veces embajador en Estados Unidos, en la Unión Europea, en Brasil y en China. Hay un sistema de relaciones que no está mal construido, lo que pasa es que nosotros vamos de un lado para el otro del péndulo, nos quita claridad. Contamos con una historia muy importante de relaciones con China, con Estados Unidos y obviamente con Brasil”, indicó.

Para remarcar la importancia del país vecino: “Nos serviría para la construcción de la casa común de las naciones sudamericanas que es el viejo sueño del cual tanto hablamos y poco concretamos. Y con la propia Unión Europea, nuestro vínculo es muy sólido y podría ser muy estable y la base de una credibilidad muy grande de la Argentina”, manifestó.

Finalmente, cuestionó el cambio de rumbo después de cada elección: “No damos señales, las vamos cambiando cada cuatro u ocho años. Ni que hablar de esa palabra que nosotros patentamos como la grieta, un país agrietado no puede nunca triunfar”, remarcó Guelar.

30