Ricardone

Se olvidó de cerrar la peluquería y un caco aprovechó la ocasión

Vendía bolsitas de residuo y se encontró con la puerta sin llave. Se robó una máquina para cortar el pelo. Lo atraparon

Un individuo fue detenido ayer por la tarde tras robar en una peluquería sita en calle Urbano de Iriondo al 600, en Ricardone.

Lo curioso del hecho es que el individuo, que estaba vendiendo bolsitas para residuos, descubrió que el local comercial no estaba cerrado, pues su dueña olvidó echarle llaves.

Ante ello, ingresó al negocio y se llevó una máquina para cortar el pelo. Tras el atraco, salió y se retiró, pero los vecinos observaron la situación y se comunicaron con la policía.

A los pocos minutos lo encontraron caminando por la ruta A012, llevando consigo el citado botín. Se lo identificó como V.C.M, de 34 años de edad y con domicilio en Granadero Baigorria. Quedó detenido.

 

 

30