Timbúes

Sin las obras prometidas, Villa La Ribera afrontará otra cosecha «incomunicada»

La localidad que pertenece a tres jurisdicciones Timbúes, Andino y Oliveros soporta por su calle principal el tránsito de algo más de 500 mil camiones que llegan a los puerto de Timbúes. Los vecinos lograron con piquetes que Perotti acepte licitar una obra clave para solucionar la situación.


Archivo del piquete en Villa La Rivera

El ministro de Gestión Pública, Marcos Corach, y el administrador general de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV), Oscar Ceschi, participaron el 5 de septiembre a pocos días de las elecciones generales en la provincia de la adjudicación de la obra de acceso para el tránsito pesado, desde la Ruta Provincial N°91 a los puertos de la localidad de Timbúes. La misma demandará una inversión actualizada de la provincia de 7.920 millones de pesos y tiene un plazo de ejecución de 14 meses.

De la firma -realizada en la comuna de Pueblo Andino- participó el representante de la empresa adjudicataria, Vial Agro SA, Santiago Vallejos. Tras la rúbrica, Corach destacó que “esta adjudicación en particular es una muestra, como los gasoductos, los acueductos y las obras de conectividad, porque son obras que no van a estar inauguradas en nuestra gestión y, de nuestra parte, nadie lo está midiendo en términos electorales”.

Y detalló: “La obra se demoró un poco por el contexto. Cuando empezamos a planificar y a trabajar hablábamos de 2.000 millones de pesos, la licitación fue de 3.000, la oferta fue un 70% superior y hoy estamos hablando de casi 8.000 millones de pesos. La razón por la cual se ha demorado es evidente”.

El funcionario político de Perotti intentó delante de los vecinos ensayar un discurso de un dirigente comprometido: “Hoy estamos acá de la misma manera que pusimos la cara cuando los vecinos y los intendentes hacían el reclamo. Hoy estamos acá firmando el contrato y en pocos días la obra va a empezar”.

Por su parte, Ceschi explicó que “hubo varios proyectos porque buscamos distintas alternativas, hasta que definimos este, el mejor y el que todos queríamos”. Y remarcó: “Durante años no se realizaron este tipo de obras que son importantes para que salga la producción e ingresen los recursos al país”, el funcionario como todos los dirigentes que pasan por la función pública declara que se ocupan de la producción algo que en este caso queda a la luz que los vecinos tuvieron que cortar la ruta por días para ser escuchados.

Obras, abandono y muerte

Sin obras para soportar el tránsito de cientos de miles de camiones que llegan a la región de Timbúes cada año, son una trampa mortal para los propios transportistas como así también para los miles de autos que circulan por la región. La autopista Rosario-Santa Fe es un claro ejemplo del abandono del estado que hoy es quien cobra el peaje y administra los fondos para el mantenimiento de la misma. Lo mismo sucede con los caminos de ingresos a los puertos de Timbúes, que durante algunos años estuvieron intransitables hasta que las empresas agroexportadoras firmaron un fideicomiso de mantenimiento con parte de los fondos de la tasa de mantenimiento de caminos que cobra la comuna. En la actualidad, y desde ya hace varios, años las agroexportadoras no tienen participación en el fideicomiso de mantenimiento y la comuna es la encargada de disponer los fondos para el mantenimiento de los mismos.

Los caminos de Timbúes a los puertos son todos de tierra, con un mejorado. Las obras de infraestructura para la producción son postergadas por todos los gobiernos, esta campaña 2024 no será la excepción.

 

Comentarios