Economía

Supermercados advierten a proveedores por precios: no aceptarán aumentos excesivos

Los supermercados advirtieron a sus proveedores que "no recibirán los productos" con precios que excedan los fijados por el Gobierno, lo que podría generar desabastecimiento.

Los supermercados advirtieron a sus proveedores que “no recibirán los productos” con precios que excedan los fijados por el Gobierno, lo que podría generar desabastecimiento.

Asimismo, reclamaron “proceder con extrema prudencia” al rechazar los recientes aumentos.

“Considerando la situación actual en la que se registran fuertes aumentos de precios, destacamos la necesidad de proceder con extrema prudencia”, señalaron la Cámara Argentina de Supermercados (CAS) y la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA) en un comunicado.

Entidades del comercio mayorista y minoristas vienen denunciando que las empresas distribuyeron listas de aumentos de precios de entre un 25 y un 45 por ciento, ante la versión de que el nuevo gobierno eliminará los controles y programas dispuestos por la actual administración.

Ambas entidades advirtieron a los proveedores que “lamentablemente” se verán “obligados a no recibir aquellos productos cuyos precios excedan los límites de aumentos establecidos por la Secretaría de Comercio de la Nación, en defensa de los bolsillos de nuestros clientes”, lo que podría generar desabastecimiento de algunos productos.

Al criticar los recientes aumentos de precios de las empresas ambas cámaras señalaron: “No podemos perder de vista que, en definitiva, los perjudicados por los aumentos excesivos de precios son los consumidores, la gente que debe enfrentar esta situación con bajísimos niveles de ingresos”.

El comunicado conjunto de las dos entidades agregó: “Los supermercadistas, -que no somos los formadores de precios-, dependemos total y exclusivamente de los precios que fijan nuestros proveedores”.

“Por eso es que los instamos a respetar las pautas fijadas por el Gobierno Nacional, en aquellos casos en que sean alcanzados y a proceder con suma prudencia, si no lo están”, añade la declaración.

La CAS y FASA señalaron que entiende que “esta es una situación transitoria producto de la incertidumbre que genera el cambio de Gobierno en un entorno de elevadísima inflación, con variables económicas profundamente deterioradas y ante seguras modificaciones en la política de precios que fijará la nueva administración gubernamental”.

Los supermercadistas pidieron por último a los proveedores trabajar “juntos” “en la producción primaria, la industria y el comercio, fortaleciendo el vínculo profesional” que los “une, pensando siempre en el fin último de todas las acciones, la gente que necesita los productos que se les ofrece”.

5