Televisión

TV por cable: un servicio que continúa vigente

A pesar del tiempo y del avance tecnológico, la TV por cable se reconfigura para seguir capturando el interés de las audiencias


Fuente: Freepik

La TV por cable continúa reconfigurándose. Si bien el servicio tradicional, aquel surgido en la década del 80 está en retroceso, el vinculado con las señales premium se mantiene vivo. A pesar del tiempo, continúa capturando el interés de las audiencias que siguen consumiendo las grandes producciones audiovisuales a través de plataformas y servicios habilitados por tecnologías como internet.

Todo proceso de transformación tiene sus claroscuros. Y el servicio de TV por cable también está signado por los cambios que se vienen produciendo a partir de la digitalización. Si en los viejos tiempos los planes de TV por cable cobraban mayor valor por las películas y estrenos que no habían llegado a verse en el cine, o por la posibilidad de ver el fútbol de las ligas europeas, en los nuevos tiempos esa demanda se repite.

En otras palabras, las audiencias siempre valoraron los buenos contenidos que consumían por televisión, más allá de la tecnología en la que se basaban para ello. Los planes de TV por cable que incluían la señal de fútbol y un par de buenos canales de películas terminaban siendo los favoritos de los distintos públicos. Eso importaba mucho más que el paquete básico de 60 u 80 canales que se ofrecía por el abono inicial.

La TV se sube a internet

Con el advenimiento de internet, aquellos planes de TV por cable se reformularon. Desde el inicio de la masificación, a finales de los 90, y potenciado en el nuevo milenio con el desarrollo de la banda ancha, los públicos comenzaron a valorar ambos servicios. Así surgieron los planes de internet y TV por cable.

Fuente: Freepik

A medida que avanzaron las dos primeras décadas del milenio, el servicio fue mutando a lo que hoy se conoce como streaming de video. No obstante, la demanda de la TV por cable, casi como un genérico, continúa alta en distintos públicos. ¿Por qué?

Porque hoy es posible tener la TV por cable incluida en el mismo servicio de internet contratado. Aquellos paquetes que brindan conectividad por 50, 100 o más megas, suelen añadir una oferta básica de canales de TV. Y, sobre ello, la posibilidad de contratar señales premium, con las de las grandes productoras audiovisuales, el fútbol, y hasta el contenido adulto (que siempre fue un valor supremo para grandes audiencias, vale reconocer).

Aquellos servicios de TV por cable de alta gama hoy se conocen como Packs de TV premium, que incluyen señales de gran  nivel que complementan esos servicios iniciales. A las plataformas de streaming suelen sumarse contenidos exclusivos.

Señales premium al alcance de la mano

Señales como HBO y Universal, entre las referentes del mundo de los contenidos audiovisuales, los Packs de fútbol -que incluyen a las máximas señales deportivas-, y el contenido adulto suelen ofrecerse de manera conjunta o individual, por una diferencia de precio accesible para cualquier bolsillo.

Fuente: Unsplash

Series, comedias, películas clásicas, taquilleras, estrenos recientes forman parte de la oferta audiovisual que se puede ver a través de estas señales. Lo mismo sucede con las señales deportivas: a los torneos de fútbol locales se suman espectáculos de otras disciplinas El automovilismo, el golf, el boxeo y el básquet son algunos de los deportes que complementan al vasto mundo del fútbol.

Lo interesante de estos packs de TV premium es que suelen ofrecerse durante un mes o dos de manera gratuita, según la señal, y con excepción del pack fútbol.

La TV por cable, sin dudas, se reformuló en la Argentina y en el mundo. Pero el espíritu de servicio diferencial persiste aún con los cambios tecnológicos que se experimentan desde finales del siglo pasado.

 

Comentarios