San Lorenzo

Una CGT Regional ausente frente al “aumento” de despidos y una “avanzada” patronal

El movimiento obrero organizado de la región mantiene silencio tras las denuncias de Smata contra Guerrero Motos o el posible cierre de Buyatti. Curiosa falta de identidad para un confederal otrora partícipe y más comprometido


La CGT San Lorenzo parece sumida en el ostracismo.

Hace tiempo que no se conoce una posición u opinión sobre temáticas vinculadas al movimiento obrero organizado en el Cordón Industrial. Lo último que aparece publicado en su cuenta de Twitter data del pasado mes de octubre y se refiere a un retwitteo de Festram; el último documento es de junio y se refería a la situación que por entonces atravesada Vicentín, sumergida en convocatoria de acreedores y con un panorama oscuro para sus empleados.

Durante el último trimestre, y en especial en diciembre, cuando el conflicto entre los aceiteros y otros gremios vinculados a la actividad portuaria y naviera tuvieron ásperas discusiones con sus patrones e impusieron una huelga general por varias semanas, paralizando la actividad económica más importante de  la región, tampoco hubo pronunciamiento.

Lo mismo aconteció cuando a los aceiteros, luego de un prolongado paro de actividades, no se les pagó los días caídos. O el cierre de Buyatti y la probable pérdida de unos cien puestos de empleo por una decisión de sus propietarios en no retomar la producción fabril. Tampoco se los escuchó en los complicados momentos que atravesaron los operarios de la ex Porcelanas Verbano, que estuvieron al borde de perder sus empleos por el cierre de la fábrica. Y ahora, tras el conflicto suscitado en Guerrero Motos, con una fuerte acusación del gremio contra sus dueños al exponer una “avanzada” contra los derechos laborales de sus representados, ni siquiera parece despertar.

En los últimos días, apenas si hubo alguna posición expuesta por el secretario general del Sindicato Obrero y Empleados Petroquímicos Unidos (SOEPU) al demostrar su preocupación ante los citados hechos, pero orgánicamente, desde la CGT Regional, nada.

Su secretario general, el municipal bermudence Jesús Monzón, mantiene un largo silencio de radio.

Sin declaraciones en los medios, sin manifiesto orgánico y sin presencia en los conflictos indicados, la lentitud con la que opera la CGT San Lorenzo es más que llamativa.

Quizás mañana, en la movilización que convocó Smata para recorrer las calles de esta ciudad, adhieran y sus dirigentes participen de la marcha. Sería un buen indicio para entender que el confederal histórico del Cordón Industrial está otra vez en marcha. Como dice el dicho: “siempre se está a tiempo”.

Comentarios