Flojo de papeles

Vecinos aliviados: vuelven a clausurar polémico minimarket

Es el local ubicado en Tucumán al 600, conocido por el caos que provoca en la zona. Acumuló innumerables denuncias y quejas de vecinos y comerciantes. Funcionaba sin habilitación municipal y aseguran que siempre violó clausuras previas.


La Municipalidad de San Lorenzo, con apoyo de la Policía, clausuró esta mañana un minimarket ubicado en Tucumán al 600. Se trata de un local comercial que funcionaba sin habilitación, que había sido clausurado en múltiples ocasiones y que de manera sistemática violaba las sanciones.

Luego de acumular decenas de denuncias y quejas de vecinos y comerciantes de la zona, funcionarios municipales se presentaron una vez más en el lugar para clausurarlo al comprobar por enésima vez que funcionaba de manera totalmente irregular, sin habilitación de ningún tipo.

Este minimarket ganó fama por las reiteradas quejas de los vecinos que viven en la zona de Tucumán casi avenida San Martín. Las denuncias recurrentes eran que «vendía alcohol después de las 10 de la noche» y que «se había convertido en una especie de bar al aire libre apropiándose de la vereda con mesas y sillas, y música a todo volumen». Y aseguran que «todo eso sin respetar horarios de descanso. Un infierno para vecinos y transeúntes ocasionales».

La Municipalidad, en realidad, “reclausuró” el lugar. Volvió a colocar las fajas donde lo había hecho antes en reiteradas oportunidades. Se decomisó la mercadería y se realizó una denuncia penal por violación de clausura.

 

Comentarios