Lo atamo' con alambre

Bacheo de emergencia para que la cosecha pueda llegar a los puertos de Timbúes

La comuna anunció reparaciones precarias con asfalto para bajar la bronca de transportistas y vecinos que transitan por las rutas 11 y 91 para cruzar el puente sobre el río Carcarañá.


Puente ruta 11 Villa La Ribera

Luego de que SL24 haga visible el estado terminal del puente que cruza el río Carcarañá a la altura de Villa La Ribera, con un informe especial titulado «El Puente de la vergüenza», las autoridades de la comuna convocaron a una reunión a sus pares de vialidad nacional y provincial para ensayar una reparación precaria de urgencia utilizando asfalto sobre las dos cabeceras del puente.

Todos estos trabajos de emergencias tienen como principal objetivo que puedan seguir productivas las terminales portuarias ubicadas en la localidad de Timbúes sobre las costas del río Coronda. La reducción de cupos o un conflicto social con los vecinos de la zona pone en peligro la productividad de estos monstruos industriales, claves en la economía Argentina.

El conflicto con los vecinos por la gran cantidad de camiones que circulan por la zona de Villa La Ribera, se potencia con la inacción total del Estado para mantener las rutas y generar inversiones que acompañen la de los privados, para que el país y la región puedan crecer en producción y exportaciones. El punto más álgido del conflicto se vivió en la cosecha gruesa de 2022, cuando los ciudadanos decidieron hacer un piquete por tiempo indeterminado hasta que se les dé una solución.

En aquella oportunidad, una de las empresas agroexportadoras fue la que tomó la bandera para buscar soluciones y convocar a los actores de la política. Las reuniones con funcionarios de la provincia, vecinos y cámaras del sector se llevaron adelante en la sede que Capym tiene en la ciudad de Puerto San Martín. En ese entonces, el gobierno de Omar Perotti se comprometió a que esta campaña de 2024 la variante sobre el puente Giardino estaría lista. Nada de eso sucedió, muy por el contrario, al día de hoy no está ni la traza definitiva.

El asfalto no tapa la decidía

Vale preguntarse a dos años ¿el presidente comunal de Timbúes no sabía que la traza no estaba definida?

Hay muchos interrogantes que no se pueden contestar en un país tomado por la mediocridad. Recorrer los accesos a esos puertos y en las condiciones que los transportistas deberán atravesar luego de estar horas tirados en las banquinas, da perspectiva de la falta de dirigentes que puedan convertir a la zona y al país en una potencia exportadora.

Hoy a semanas de la llegada de la cosecha no queda más que pedir que no suceda nada grave. Un poco de asfalto, ayuda, pero…

Comentarios