Paro general

El meollo para que los aceiteros levanten la huelga tiene precio: u$s1.000.000

Esa cifra resolvería todo y suma el monto de las inmediaciones que Buyatti debería abonar. Para el sindicato, es el dinero que corresponde por ley


Desde esta madrugada, el Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros (SOEA) del departamento San Lorenzo lleva adelante una huelga general en todas las fábricas de la región en repudio a que la cerealera Buyatti se niega a abonar el 100 por ciento de los montos indemnizatorios a su personal, tras anunciar su cierre definitivo.

La empresa ofreció pagar el 50 por ciento, tal como lo permite la ley para los casos de firmas contenidas en los procesos preventivos de crisis y en el que Buyatti se encuentra.

Según interpretan los sindicalistas, la patronal liquidó esos valores a base de los sueldos que cobraron hasta el mes pasado y que era menor al que fija el convenio colectivo del sector, en virtud a las negociaciones que las partes sostenían desde hace tiempo para sostener los puestos de empleo; ergo, un operario de Buyatti cobraba menos que otro que desempeñaba igual actividad en Cargill, y eso se debía a que se renunciaba a un porcentaje de los haberes a cambio de mantener sus trabajos. Además, la acreditación de tales salarios incluía partes no remunerativas.

Precisamente, ese último sueldo, el de febrero, es el que toma la empresa para calcular las indemnizaciones. El gremio reclama que se abonen sobre la base de un salario según el convenio laboral y al 100 por ciento.

Si se aceptase esto último, Buyatti debería desembolsar entre 140 a 150 millones de pesos, o sea casi 1 millón de dólares, de acuerdo a los cálculos admitidos por los gremialistas.

“Sabemos que este grupo empresarial puede hacer esto, ya que posee otros intereses que están en plena actividad en el norte santafesino y en la provincia de Chaco; además, el capital que tienen en la fábrica de Puerto San Martín vale mucho que eso”, aseguraron los aceiteros.

También vale señalar que el sindicato pretende, con este caso en particular, impedir que en el futuro se repitan situaciones similares. “NO queremos que mañana otra empresa pase por lo mismo e intenten indemnizar a los trabajadores con el 25 ó 30 por ciento de los montos que realmente corresponden por ley”, admitió el secretario general de la organización obrera, Pablo Reguera.

Comentarios