Te agarran de b.....

Insólito, suspenden los trabajos en las cabeceras del puente de la Ribera por el finde XXL

Inexplicablemente suspenden los trabajos por la llegada del fin de semana largo. La lógica indica que deberían aprovechar la baja en la llegada de camiones para acelerar los trabajos, pero no, se ve que no hay urgencia o complicarle la vida a camioneros y vecinos no les importa.


Los estados no logran fijar prioridades. La ineficiencia para la toma de decisiones y la conducción de las políticas públicas se cobra vidas, la falta de obras y sus retrasos para comenzarlas hará que la región sufra accidentes y congestiones de tránsito que complicarán sustancialmente la vida de vecinos y transportistas.

Un ejemplo muy claro de la ineficiencia es el comunicado de prensa que informa que se suspenden los trabajos de reparación de las cabeceras del puente sobre el río Carcaraña de la ruta nacional 11 a la altura de Villa La Ribera por el fin de semana largo.  No hay ninguna justificación para suspender las obras y no aprovechar la baja de tránsito por el feriado extra largo.

El miércoles cuando se termine el fin de semana largo, miles de camiones llegarán a la región y se van a encontrar con las obras en Villa La Ribera y Timbúes que provocarán demoras exponiendo a los transportistas a quedar tirados en las banquinas. Nada deja de sorprender, mucho menos la falta de coordinación y criterio.

El puente de la vergüenza

SL24 hizo un trabajo editorial para mostrar el estado calamitoso del puente y los ingresos a la localidad de Timbúes. Situación que pone en riesgo la llegada de la cosecha a los cinco puertos de esa localidad. La viralización de esta publicación puso en agenda un tema que ni los privados ni el estado comunal de Timbúes querían tocar para evitar que los vecinos de Villa La Ribera les facturen la ineficiencias de gestión para dar soluciones definitivas para el arribo de más de 350 mil camiones.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por SL24 (@sl24comar)


Hoy con el tema en agenda y con una obra menor en marcha, la ineficiencia de todos vuelve a quedar expuestas. Sumado a la necesidad de capitalizar políticamente las gestiones. La comuna de Timbúes comunica mediáticamente que aportó 300 toneladas de asfalto y la provincia anuncia que fue el propio estado santafesino el que aportó los materiales. Aunque esa es una cuestión menor, es recomendable que la política no juegue al «carnaval con nafta».

¿Quién miente?

 

Comentarios