Tragedia en Andino

Mil grullas para Jeremías: deseos de larga vida y pronta recuperación

Familiares y amigos de uno de los sobrevivientes del choque frontal pusieron manos a la obra y colgaron cientos de grullas en la ventana de la casa de Rivadavia al 200, en donde esperan que vuelva el joven sanlorencino internado en el Sanatorio Británico.


Según una leyenda japonesa, tu mayor deseo se hará realidad si construyes mil grullas de papel. Familiares y amigos de Jeremías Gerlero, uno de los sobrevivientes de la tragedia vial de Andino, pusieron manos a la obra y colgaron cientos de grullas en la ventana de la casa de Rivadavia al 200 en donde vive el joven sanlorencino.

“¡Vamos Jere, te estamos esperando, más juntos que nunca. Te amamos!”, reza un cartel de aliento colgado al lado de la abertura en donde cuelgan cientos de grullas confeccionadas por amigos y familiares.

Mientras tanto, Jeremías permanece internado en el Sanatorio Británico de la ciudad de Rosario. Como consecuencia del choque frontal contra un camión padece un edema cerebral, además de fracturas en órbita y maxilar.

En el hospital Granaderos a Caballo, adonde fue trasladado inicialmente, lo intubaron sin necesidad de practicarle traqueotomía y ahora los médicos del Sanatorio Británico evalúan despertarlo en las próximas horas.

Silvia, la mamá de Jeremías, se mostró agradecida y conmovida por tantas oraciones de fe, palabras de aliento y de recuperación de parte de amigos y amigas hacia su hijo y también para Nicolás, Mauro y Santiago, los otros chicos que sobrevivieron al desastre vial de la madrugada del jueves en Andino.

Entre lágrimas y desconsolada, Silvia pidió paz y fuerzas para las familias de Ignacio Balzi y Tomás Oyola, los dos jóvenes que perdieron la vida cuando el Toyota Etios colisionó contra el camión sobre la Ruta 91.

Esa antigua leyenda japonesa promete que cualquiera que haga mil grullas de papel recibirá un deseo de parte de una grulla, tal como una vida larga o la recuperación de una enfermedad.

A ese mito se aferran familiares y amigos de Jeremías, uno de los sanlorencinos que lucha por volver a nacer tras aquella fatídica madrugada de jueves en Andino.

Comentarios