San Lorenzo

Trabajadores de Guerrero Motos se encadenaron para evitar que sean desalojados

Continúa el reclamo entre obreros y sindicato contra el despido de 22 operarios. Hoy volvieron a concentrarse frente a los portones de la empresa. Un juez dictó la orden para liberar el acceso


Un grupo de trabajadores de Guerrero Motos, la fábrica de motocicletas ubicada en San Lorenzo, retomaron hoy su protesta frente a los portones de la empresa y en esta ocasión se encadenaron, interrumpiendo el tránsito vehicular sobre calle Citadini, arteria por la que se ingresa a dicha industria.

El reclamo, amparado por el Sindicato de Metalmecánicos (Smta) y que ya lleva varias semanas es por la reincorporación de 22 obreros que, según el gremio, fueron cesanteados sin justa causa, todo lo contrario a lo que alegan desde Guerrero.

La falta de diálogo por parte de la firma, que se niega a participar de las reuniones convocadas por el Ministerio de Trabajo, a fin de encauzar este conflicto, hizo que el gremio retomara las medidas de acción directas.

El encadenamiento de los empleados es una manera desesperada no sólo de exteriorizar públicamente la situación, sino para intentar evitar que sean desalojados.

Román Riquelme, secretario gremial de la entidad obrera, reconoció la existencia de una orden emanada por un juez para liberar el ingreso a la fábrica y el caso de vehículos por loa citada arteria.

El gremialista anticipó que se acatará la orden y que se aguarda que la cartera laboral remita las actuaciones del caso a la Justicia para que se libere una orden que haga que los dueños de Guerrero se sienten a negociar.

Por el momento queda claro que apuestan a un “desgaste” dada la negación sistemática a iniciar un diálogo.

 

Comentarios