Drama en Bermúdez

Prisión condicional para Toto tras meterle un tiro en la cabeza a su concuñado Pipi

Fiscalía y defensa acordaron juicio abreviado: Pablo Ariel López fue condenado a tres años de prisión condicional y cuatro años de fijación de reglas de conducta, por ocasionarle lesiones graves a su amigo Facundo Rodríguez, en un hecho ocurrido el 1° de septiembre en Villa Margarita.


En un juicio abreviado acordado entre Fiscalía y la defensa, Pablo Ariel “Toto” López fue condenado a tres años de prisión condicional y cuatro años de fijación de reglas de conducta. Le atribuyeron la autoría en el hecho ocurrido el pasado 1° de septiembre en Villa Margarita de Capitán Bermúdez: mantuvo una discusión con su concuñado y amigo Facundo “Pipi” Rodríguez y le disparó en la cabeza con un arma de fuego calibre 22.

A Toto López, de 24 años, lo condenaron por los delitos de lesiones graves agravadas por el uso de arma y portación de arma de fuego de uso civil sin la debida autorización. Aquella noche en la cuadra de Francia al 300, enfurecido por una diferencia laboral le apuntó a Pipi Rodríguez con una pistola y le disparó en la cabeza. La bala quedó alojada en el cráneo del otro bermudense de 19 años.

López permaneció cuatro meses en prisión preventiva efectiva hasta que el juez Eugenio Romanini homologó el procedimiento abreviado que acordaron entre el fiscal Maximiliano Nicosia y la defensa del imputado.

Entre las reglas de conducta que deberá cumplir Toto López para no ir a la cárcel, tendrá que abstenerse de consumir estupefacientes y abusar de bebidas alcohólicas, realizar estudios o prácticas acordes a su capacidad laboral o profesional y someterse a tratamiento psicológico. Además rige una prohibición de acercamiento y contacto por cualquier medio a la víctima y toda su familia.

El 3 de septiembre, efectivos de la Agencia de Investigación Criminal arrestaron a Toto López en su casa de Francia al 300, en Capitán Bermúdez. La detención del agresor que había dejado en grave estado a Pipi Rodríguez se demoró a raíz de declaraciones dispares e incoherentes de testigos del hecho sobre lo sucedido aquella medianoche del martes 1º de septiembre, señalaron fuentes policiales.

El miércoles posterior, uno de los declarantes se presentó espontáneamente en la Comisaría 2° de Bermúdez y se quebró: manifestó que todo lo narrado durante los testimonios anteriores habían sido falsos y acusó a Toto como el autor del disparo que dejó agonizante a su amigo Pipi en el Hospital Eva Perón, ampliaron voceros.

Comentarios